Si hablamos de pedagogía alternativa, uno de los métodos con más nombre y más famosos que existen es el Montessori.  A pesar de ello, muchas personas desconocen realmente en que consiste este método y cuáles son sus características más básicas. En la actualidad, alrededor de 5.000 escuelas de países de los 5 continentes ponen en práctica este método en sus aulas.

¿Qué es el Método Montessori?

Education, BA (Hons)
Swansea University
Precio a consultar
Ver más

Es un método educativo alternativo que surgió de una educadora italiana, entre el siglo XIX y el siglo XX, como una cosmovisión que pone un gran énfasis en el propio potencial del niño a la hora de realizar una actividad en un ambiente estructurado  mediante la observación clínica y la colaboración del docente.

Algunos de los principios del Método Montessori que unifican todas las características anteriormente comentadas son: la autonomía, la independencia, la iniciativa y la autodisciplina, todos ellos con un papel activo y primordial por parte del alumno.

Dentro del este método innovador y crítico con la pedagogía tradicional surgen cuatro dimensiones básicas que nos hablan al mismo tiempo de las características de esta pedagogía que son: el niño, el adulto, el ambiente y los materiales.

El niño

La educación y el desarrollo del niño sitúan siempre en el centro de toda actividad y dinámica al mismo niño. Es necesario adaptar el entorno y las dinámicas educativas a las características del alumno según su edad, necesidades evolutivas, desarrollo físico y desarrollo espiritual. Es el niño el que aprende dentro de un ambiente adecuado a afrontar las características de la realidad según sus rasgos diferenciales. Además, existe un enfoque integral del niño, que intenta que se produzca un desarrollo a todos los niveles de la vida como son no solo la inteligencia y las capacidades, sino también las habilidades sociales, el crecimiento emocional y el desarrollo cognitivo.

El adulto

El educador tiene que respetar, comprender y adaptarse a las necesidades educativas y características del alumno. El profesor, en este caso, ejerce de guía que facilita y propone desafíos y actividades al alumno que este debe de superar. El docente nunca compara ni incita a la competencia entre los alumnos, por el contrario: felicita y valora los progresos individuales de cada uno de ellos según su ritmo y su nivel evolutivo.

El ambiente

El ambiente donde se desarrolla el alumno es el aula, debe de estar estructurada y preparada para el nivel educativo de cada niño. No se deja nada al azar y se intenta crear los espacios y materiales adecuados al momento evolutivo del alumno que estimulen su potencial en el momento más adecuado. Estos espacios permiten trabajar al alumno de forma totalmente libre, ya que decide según sus deseos los aprendizajes, los ritmos y los materiales entre otras cosas.

Los materiales

Los materiales pedagógicos que utiliza el niño se encuentran dentro de un contexto experimental como es el aula, preparados para ser adaptados al nivel de desarrollo en el que se encuentra el alumno para finalmente ayudar al desarrollo del conocimiento y todas las áreas de la vida. Estos materiales posibilitan la exploración al niño de forma individual y en pequeños grupos y además están preparados para que exista un control de error, mediante el cual el alumno toma conciencia de que éste forma parte de su proceso normal de desarrollo y aumente su autoconfianza.

Por todo ello, el Método Montessori es uno de los métodos más conocidos e implementados en la actualidad dentro de miles de escuelas alrededor del mundo que tratan de cambiar el modelo tradicional educativo por uno que sitúa realmente al niño y alumno dentro del único centro de interés en el proceso de aprendizaje.

, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *