Los comedores escolares han sido desarrollados para brindar un servicio a los menores y apoyar a los padres, dándoles a sus hijos una alimentación saludable. Así pueden estar tranquilo mientras trabajan fuera, ya que tendrás la seguridad de que tus pequeños estén adecuadamente atendidos.

¿Qué es un comedor escolar?

Dentro de los centros educativos, el comedor escolar es uno de los espacios más importantes por el rol que cumple dentro de ellos. Sin embargo, hace algunas décadas atrás, esta no estaba contemplada dentro de la currícula del centro, pero ahora ya forma parte.

En los tiempos modernos que corren, donde padre y madre trabajan fuera de casa, el comedor viene a dar apoyo en un área tan importante como la alimentación, garantizándole a los padres que disponen de poco tiempo una solución. Este ha sido el gran problema de las familias contemporáneas: el poco tiempo disponible por las urgencias que demanda el trabajo, por lo que cuidar a los niños se ha vuelto un problema que implica buscar terceros para que nos suplan cuando no podamos estar.

Sin embargo, no hay mejor opción que dejar a los pequeños resguardados en el entorno escolar. Este espacio forma parte de la educación de los estudiantes, por lo que se les continúa enseñando a elegir la comida más saludable, además de vigilar si requieren una dieta especial.

Lo más recomendable es que compruebes cómo funcionan y qué se tiene en cuenta para satisfacer a padres y pequeños.

¿Cómo funciona un comedor infantil?

Los centros educativos en España contratan servicios de catering para abastecer la demanda. Por lo que la calidad varia en función del servicio contratado por los distintos centros. Aún así, desde hace algunos años existe un seguimiento interesado por los padres para que sus hijos ingieran más frutas y verduras.

Los centros suelen informar acerca de los menús que se le ofrece a los pequeños para mantener la tranquilidad de los padres. El comedor, además, no solo sirve como área de alimentación para los escolares, sino que cumple una función como medio que favorece la socialización de los pequeños.

Aunque el hogar debe ser prioritario para el comportamiento durante la comida, en los comedores se pretende educar en este aspecto. Cada centro educativo posee sus propias reglas según el currículum educativo, que deberá estar disponible para que los padres puedan consultar.

¿Cuál es la base del menú diario?

Ante la preocupación sobre los menús de los comedores para estudiantes, se han empezado a seguir las recomendaciones de distintas asociaciones e instituciones internacionales, para elegir una mejor y más adecuada alimentación según la edad de los niños. Se debe tener en cuenta que no será lo mismo un alumno de primaria que otro de secundaria. Además, hay que recalcar que muchos centros se encargan del desayuno y la cena de sus alumnos.

Es difícil contemplar cuál es la base en común en la alimentación de todos los comedores, pero sabemos qué es lo que se debería servir en los diferentes casos, aunque esto a veces no se cumple de manera estricta. La base de todo menú, resumiéndolo bastante, consiste en alimentos clave: se exige una pieza de fruta, verdura y una proteína (carne o pescado). En el caso de que contemos el desayuno, deberán estar presentes la leche, los cereales y la fruta.

¿Cuentan con alguna base nutricional?

Dada la preocupación por la infancia, se han realizado muchos estudios que sirven de base nutricional. Así, toda escuela o instituto cuenta con volúmenes dedicados a una correcta alimentación en los comedores para estudiantes. De hecho, el Ministerio de Sanidad da la oportunidad de consultar la Guía de comedores escolares, aunque también existen otros títulos relevantes, como Nutrición y alimentación en el ámbito escolar o El libro blanco de la alimentación escolar.

Para atender a un menú idóneo dentro del comedor escolar, deberá contener:

  • La energía suficiente en función de la edad y sexo del estudiante.
  • Una dieta rica en vitaminas y minerales.
  • Proteínas, con un mínimo aporte de grasas e hidratos de carbono.
  • Vitamina A, calcio e hierro.

Entonces, un ejemplo de menú que contenga las propiedades mencionadas podría ser el siguiente:

  • Un primer plato de legumbres, pasta o arroz, con un mayor protagonismo de las verduras.
  • Un segundo plato que reporte proteína (carne, pescado o huevo). Se debe tener en cuenta el contenido de mercurio de ciertas clases de pescado, no aptas para niños muy pequeños.
  • Acompañamiento de agua y pan.
  • Un postre basado en un lácteo y/o fruta.

También hay que considerar todo lo que se debe evitar. En esta lista se hallan las comidas fritas, la sal y el azúcar excesivo. Resulta preferible que los alimentos hayan sido cocinados con aceite de oliva y que la verdura esté hecha al vapor.

¿Quién debe trabajar en un comedor escolar?

Existen varios tipos de especialistas necesarios para alcanzar las normas que se reclaman en un comedor escolar. Cuando no se contrata un servicio de catering externo, es necesario contar con un cocinero especializado, el cual debe poseer el título de manipulador de alimentos y conocer a la perfección los distintos tipos de dietas. En todo centro educativo podemos encontrarnos con estudiantes con diversos situaciones o condiciones, que necesitarán un menú apropiado.

Los auxiliares de cocina también son imprescindibles ante la demanda tan amplia de las escuelas. De igual modo, deben poseer una preparación especializada en lo referente a la alimentación de los jóvenes. El monitor escolar está incluido también en esta lista, con una función importantísima.

¿Qué función tiene el monitor de comedor escolar?

La función del monitor consiste en otorgar un valor educativo al comedor escolar. Su tarea está en supervisará a los estudiantes e interactuará con ellos, brindándoles confianza y velando por su comodidad y actuando como protector de los mismos.

El monitor también enseñará cómo se debe comer correctamente, controlando el comportamiento desde el momento de la entrada al comedor hasta la salida de los niños. Este aporta valiosos conocimientos sobre una comida saludable, así como sobre los diversos métodos de higiene.

¿Existen distintas categorías de comedores escolares?

Aunque no debería haber una distinción de categorías de comedores escolares, a veces nos las encontramos en función del centro educativo.

Estas están basadas en la calidad de los alimentos y en la preocupación por proveer del mejor menú a los pequeños. Las instalaciones suelen ser examinadas persiguiendo que estén en perfecto estado por la salud de los comensales. Los comedores escolares deben tener un estricto control por el bien de nuestros pequeños.

Fuente: Instituto Europeo de Educación

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *