El departamento logístico de una empresa se encarga, entre otras funciones, del almacenaje, empaquetado, transporte y distribución de los productos finales que comercializa. Su correcto funcionamiento tiene un impacto vital en la cuenta de resultados anuales de cualquier negocio.

Una empresa puede tener un gran producto, pero, debido a un mal funcionamiento logístico, es posible que sus resultados sean negativos. Un mal embalaje, una previsión de pedidos nefasta, o envíos que llegan tarde o con desperfectos al cliente final, pueden dar al traste con el buen trabajo de todo el resto de los departamentos de la empresa.

MBA & Máster en Gestión de la Cadena de Suministro
ISEB - Instituto Superior Europeo de Barcelona
1.650 €
Ver más
Máster en Supply Chain Management & Logistics
OBS Business School
6.500 €
Ver más

Aquí os dejamos unos cuantos consejos para mejorar la logística de cualquier empresa.

  1. Organización del entorno de trabajo

Parece algo muy básico pero el entorno laboral de muchas empresas es un verdadero caos, perjudicando el trabajo diario de sus operarios. Un almacén donde las herramientas, cajas, palés, vehículos, etc., están dispuestos de cualquier manera ralentiza la cadena de trabajo y causa pérdidas.

Todo debe estar señalizado de forma adecuada y cada cosa debe tener su sitio. Se puede utilizar, por ejemplo, un sistema de colores donde el trabajador sepa que en la zona azul se encuentran las herramientas pesadas, en la verde la maquinaria de embalaje, en la amarilla el producto empaquetado y en la roja la zona de envío y distribución.

Es parte del engrasado que necesita cualquier maquinaria para su correcto funcionamiento.

  1. Estandarizar el método de trabajo

Esto no quiere decir que no se implementen mejoras o innovaciones en el área de logística. De hecho, es fundamental que se audite el método de trabajo cada poco tiempo para tratar de ver cómo se puede alcanzar una mayor eficiencia en su desempeño.

Lo que significa es que el proceso que deben realizar los empleados en un determinado puesto debe ser igual para todos y, a ser posible, quedar registrado en una guía de fácil uso y manejo. Las que se componen de una combinación de instrucciones sencillas y fotos explicando el proceso, suelen tener bastante éxito.

  1. Administrarse según la demanda del cliente

En el departamento de logística de una empresa, el “cuánto” es algo totalmente fundamental.

Debemos realizar un buen cálculo de la demanda que vamos a tener de un producto para no sufrir un exceso o defecto de producción, con el coste que ello implica. También es preferible que los operarios trabajen a un ritmo constante en lugar de tener que forzar la velocidad en unos períodos y estar ociosos en otros.

Lo ideal es tener una plantilla voluble para realizar los trabajos y dedicar el número adecuado de personas en cada momento de producción.

  1. Comunicación fluida y continua

Es fundamental tener un buen sistema de comunicación, no sólo con el personal de tu empresa que realiza el trabajo, sino también con los clientes y proveedores. Es bueno saber si el cliente ha quedado contento con una determinada entrega o un proveedor de embalaje o transporte no va a poder realizar un trabajo a tiempo. Mediante esta comunicación puedes escuchar las inquietudes de todas las partes implicadas en el proceso logístico y tratar de poner soluciones rápidas a cualquier problema que pueda surgir. La creación de una red de intranet es una buena idea.

  1. Diseño de la cadena de abastecimiento.

Debes desarrollar y tener clara la cadena de abastecimiento de tu empresa y los miembros que la componen. Esto te ayudará a definir tu presupuesto y las metas del negocio. Quizá estés pensando, por ejemplo, en expandir tu negocio por el extranjero, pero ¿tienes la capacidad logística para hacerlo?.

  1. Adapta la red de distribución

La red de distribución debe estar en constante contacto y equilibrio con los departamentos de venta y producción. Si hemos tenido un gran éxito de marketing y vendimos el doble de unidades que el año anterior, debemos realizar una inversión en comprar un mayor número de camiones para poder mantener nuestro buen servicio de entrega.

  1. Auditorías constantes

Hay que estar encima del departamento logístico y observar la forma de trabajo y las cosas que se pueden mejorar. Debemos tener en mente que las mejoras nos pueden aportar un ahorro de entre un 12% y 15%. No escatimemos en controles

, , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *