Cuando necesitamos encontrar trabajo ¿Por dónde empezamos a buscar? Como tantas otras cosas hoy en día solemos empezar con una búsqueda en internet.

Activamos alertas de Google y visitamos portales de empleo. En las ofertas publicadas en dichos portales podemos leer los requisitos de los distintos puestos de trabajo:

  • Dos años de experiencia en el sector.
  • Vehículo propio.
  • Tal o cual formación.

Podemos pensar que si no cumplimos con estos requisitos es una pérdida de tiempo solicitar este puesto. Pero realmente esto no es así. Los recursos humanos de las empresas no contratan requisitos, contratan personas. Y nuestro mayor obstáculo no es que nuestro perfil no cumpla con todos los requisitos. Más bien el problema es que nadie llegue a leer nuestro perfil.

Cómo funcionan los portales de empleo.

Un aspecto importante que debemos recordar sobre los portales de empleo es que son máquinas. Para usar los portales de empleo muchas veces nos vemos limitados a rellenar una versión escueta de nuestro perfil. Un par de cuadros de texto con un asfixiante límite de caracteres y un par de casillas.

Cuando solicitamos un trabajo en estas plataformas competimos con cientos de personas. Pero todas estas solicitudes no llegan a las empresas directamente, antes de eso el algoritmo del portal de empleo filtra los perfiles según si encuentra en ellos las palabras clave que le ha indicado la empresa que publica la oferta.

Así que si no tenemos más remedio que contactar con la empresa a través de un portal de empleo debemos al menos tener en cuenta los consejos esenciales del SEO a la hora de rellenar nuestro perfil. Debemos escribir el nombre del área profesional que nos interesa cerca del principio del texto. E incluso si no cumplimos todos los requisitos debemos incluirlos también en el texto. Por ejemplo, podemos hablar de lo interesados que estamos en ganar experiencia en el sector. No estamos siendo deshonestos, pero tenemos más posibilidades de pasar la criba.

De la oferta en los portales de empleo a contactar directamente con la empresa.

Algo para lo que sí son muy útiles los portales de empleo es para saber qué empresas buscan personal. Algunas veces las empresas no publican las ofertas ellas mismas, sino que lo hacen a través de intermediarios. En estos casos no hay mucho que podamos hacer.

Pero cuando sabemos qué empresa está publicando la oferta es cuando nuestra tarea de búsqueda de trabajo empieza de verdad. Debemos investigar a fondo la empresa, visitar su web, seguirla en las redes sociales, leer su blog si lo tiene, averiguar los valores que guían su negocio e intentar identificar a algún miembro de su departamento de recursos humanos.

Armados con toda esta información debemos elaborar una carta de presentación hecha a medida para la empresa, o incluso específicamente dirigida a un miembro de la empresa. Debemos ponernos en la piel de los recursos humanos de la empresa. Debemos saber que necesitan, que obstáculo se interpone en su camino y cómo nosotros podemos ayudarles a superar dicho obstáculo. Si somos capaces de comunicar esta idea llamaremos la atención de la empresa sin necesidad de pasar por los filtros de los portales de empleo.

Llamar la atención de las empresas.

grupofemxa-logoprin

Los responsables de recursos humanos tramitan docenas de solicitudes diariamente. Tenemos que hacerles lo más fácil posible que se acuerden de nosotros. Un CV genérico no va a ser una gran ayuda, y tampoco hacer un primer contacto presentándoles todo nuestro porfolio y esperando que tengan tiempo para revisarlo.

La primera impresión tiene que llamarles la atención lo suficiente como para que quieran saber más. Por ejemplo podemos mencionar amigos comunes en nuestra red de contactos, o podemos presentarnos con un video currículum. Lo importante es que piensen en nosotros como en una persona y no sólo como un trozo de papel.

Jugar a largo plazo.

Por muy ansiosos que estemos por encontrar trabajo debemos recordar que nuestro objetivo no es asaltar a las empresas. El mensaje que debemos transmitir no es “Contrátame mañana” sino “Hola, me pareces interesante y quiero estar en contacto contigo”.

Tal vez nuestros esfuerzos hayan conseguido llamar la atención de la empresa, pero nuestro perfil no sea lo que necesitan en ese momento. Incluso así ya hemos superado la parte más difícil, establecer contacto.

Si conseguimos mantener los canales de comunicación abiertos, la empresa será nuestra aliada. Nuestro contacto en la empresa puede hablar bien de nosotros a otras empresas del sector. Tal vez nos informen de futuros procesos de selección, o nos recomienden una formación concreta para que nuestro perfil sea el que buscan.

Lo importante a la hora de buscar trabajo no es derrochar esfuerzos mandando currículos a diestro y siniestro. En lo que nos tenemos que centrar es en que cada paso que demos nos acerque un poco más a nuestro objetivo.

 

Tienda Virtual: Prestashop
Grupo Femxa
Curso gratissubvencionado por el Estado
Ver más
Atención al cliente
Grupo Femxa
Curso gratissubvencionado por el Estado
Ver más

Fuente: Grupo Femxa
, , , , ,
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *