La gestión de redes sociales tiene una gran importancia a día de hoy. Y es que actualmente las redes sociales han pasado a tener un rol más allá de ser una diversión diaria. Se han incorporado al día a día de las personas ya sea de manera individual o a nivel empresarial. Las redes sociales han pasado a ser un medio de comunicación imprescindible para muchas empresas. Gracias a ellas, las marcas logran llegar a una mayor cartera de clientes. Y es que se puede trabajar cruzando fronteras y llegar a un público donde los sistemas tradicionales no hubiesen podido llegar. Se han convertido en un instrumento básico para cautivar y captar un mayor público objetivo. Si te estás cuestionando cómo gestionar este medio de comunicación tan significativo actualmente, no dejes pasar la oportunidad de leer esta publicación.

Qué es la gestión de redes sociales

La gestión de redes sociales es un trabajo complicado que necesita paciencia y dedicación. Por ello, es importante trabajarlas y supervisarlas diariamente. Antes de pensar en una estrategia que se base en el movimiento de las redes sociales que se usan hay que conocerlas exhaustivamente. Es importante subrayar que no hay una estrategia igual para cada empresa, sino que una puede funcionar mejor en una empresa que en otra.

Aunque parezca que todas trabajan de la misma manera, cada una de ellas posee unas peculiaridades o roles distintos. Es por eso que hay que conocerlas exhaustivamente.

Redes sociales actuales

  • Facebook: a nivel empresarial, es la red social más fuerte. Actualmente se calcula que tiene unos 2.000 millones de usuarios activos. Además, esta red social no sólo tiene éxito entre los más jóvenes, también es conocida entre un público de mayor edad. Por ello, fomenta relaciones potentes entre empresa y clientes.
  • LinkedIn: a nivel empresarial es otra de las empresas más notorias. Es una red profesional que facilita la búsqueda de nuevos clientes y profesionales. También posibilita las relaciones con marcas importantes para la empresa. Además, facilita la creación de círculos de contactos donde incorporar profesionales con competencias y entendidos.
  • Twitter: Este instrumento puede fomentar el contacto directo entre la marca y el público objetivo en mensajes cortos de 280 caracteres. Crear mensajes directos y de fácil legibilidad es muy recomendable para mantenerse actualmente informado y de lo que se habla sobre la marca.
  • Pinterest: se trata de una red social que destaca por ser como una “pizarra virtual”. Posibilita subir fotos o enlaces y estructurarlos en tableros, por categorías y los diferentes temas de manera que los usuarios puedan acceder directamente al contenido. Es útil para aquellos productos que visualmente sean creativos, ya que permite interactuar de manera visual con la marca.
  • Youtube: es un sitio web que basa su marcha en la subida de vídeos y que se ha convertido, actualmente, en una plataforma primordial para cautivar consumidores ya que, al igual que pasa con Facebook, sus usuarios activos van desde una edad temprana hasta una edad avanzada.
  • Instagram: esta red se basa en la publicación de imágenes y vídeos por parte de los usuarios. Posteriormente, se pueden compartir en otras redes sociales. Es de una gran utilidad ya que, las nuevas actualizaciones han incluido los mensajes y post publicitarios. Así, el usuario puede idear campañas publicitarias.

Por qué gestionar las redes sociales

A pesar de no ser una mala idea crear un perfil empresarial en todas las anteriores redes sociales, la campaña debe empezar por un estudio de cada una de las mismas para determinar cuál es la más correcta según el mensaje que se quiera enviar al público objetivo en cuestión.

No importa el ámbito al que se dedica la empresa, los clientes usan las redes sociales diariamente, por lo que es importante cuidar la atención que se brinda para estar a su disposición siempre que lo requieran.

Mediante la gestión de redes sociales hay que destacar elementos positivos de la empresa, atender a los clientes y despejar sus dudas o inquietudes de la manera más eficaz posible.

Etapas principales para llevar a cabo una buena gestión de redes

  1. Conocer en profundidad la audiencia: como ya se ha dicho anteriormente, es muy importante conocer el público objetivo al que dirigirse. Debe definirse con claridad para poder entender sus costumbres de compra, sus preferencias y, sobre todo, cuáles son las redes sociales que más usa.
  2. Establecer un objetivo claro: independientemente de la estrategia utilizada, siempre hay que establecer una finalidad en común a pesar de que los métodos usados sean distintos, así se podrá cumplir que los distintos roles de cada uno lleguen a complementarse.
  3. Crear contenido notorio y publicarlo frecuentemente: todo el mundo dispone de acceso a Internet por lo que normalmente se está informando de manera casi involuntaria. Por ello se debe encontrar la fórmula para sobresalir entre la competencia con el objetivo de llamar la atención de la audiencia. Para ello se debe valorar la regularidad de las publicaciones, ya que como más publicaciones se detecten, más atención habrá por parte de los usuarios.
  4. Medir los resultados de las publicaciones: medir los resultados es imprescindible para comprender si la gestión de redes sociales está resultando satisfactoria y está generando aumentos en la empresa. Para ello se debe volver a las finalidades expuestas a la hora de establecer un objetivo claro, y estudiar las métricas para ver que se han obtenido los resultados esperados. Seguramente cada red social desemboque en un resultado distinto, por lo que es imprescindible establecer objetivos distintos en cada red social. 

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa del centro ESNECA BUSINESS SCHOOL? Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia con ESNECA BUSINESS SCHOOL, ¡deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

, , ,
Consulta los cursos de ESNECA BUSINESS SCHOOL

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *