Lo que hace apenas una década era impensable, hoy se ha convertido en una realidad que nos facilita la vida y el trabajo. Se trata de las aplicaciones móviles de las que todos, quien más quien menos, hacemos uso. El auge de las aplicaciones implica que bajen los índices de uso de los navegadores para entrar en sitios o páginas web que dispongan de apps, ya que éstas son mucho más prácticas y usables desde cualquier dispositivo móvil.

El desarrollo de apps se ha convertido en una profesión nueva que está permitiendo que muchos jóvenes se ganen la vida muy dignamente. Si tienes conocimientos de programación, te interesa desarrollar tus propias ideas, y quieres lanzarte de lleno a mundo de las aplicaciones, aquí te ofrecemos algunos datos que te ayudarán a dar ese paso.

App Developer Professional
Red Academy
8.854 €
Ver más
Máster en Comercio Electrónico y Marketing Digital
ISEB - Instituto Superior Europeo de Barcelona
1.250 €
Ver más

Según el informe de 2014 sobre las apps en España, el año pasado el 96 % de las conversaciones se llevaron a cabo mediante aplicaciones de mensajería instantánea. Esto implica un aumento del 55,2 % respecto del año anterior.

Aunque no es fácil, hoy se puede crear una app para casi todo. Basta con tener una buena idea que aúne una necesidad en el mercado y la solución. Un buen ejemplo son apps como Cómete, que nos ayuda a elegir restaurante entre los más cercanos. Detectar un buen nicho de mercado puede ser una oportunidad enorme.

Transformar una aplicación en un negocio tiene varias ventajas claras:

  • La inversión inicial es mínima. Lejos de los modelos de producción industriales, el sector servicios tiene esta gran ventaja.
  • La decisión de compra o de descarga no es muy meditada. De ahí que lo más importante sea tener un buen producto y darlo a conocer, porque el resto va saliendo solo.
  • La distribución es prácticamente ilimitada. Basta con tener un dispositivo móvil con acceso a Internet. Esto hace mucho más fácil llegar a los clientes.

Aunque las aplicaciones estén ganando espacio frente a los navegadores, no significa que el gigante de Google esté perdiendo fuerza. Evidentemente, hay necesidades de información y consultas para las que este buscador sigue siendo el rey. Lo que ha cambiado es el camino hasta llegar al sitio, si lo que estamos buscando tiene su propia versión en aplicación.

De manera general, estas son las claves para una buena aplicación:

  • Usabilidad: que sea intuitiva y fácil de manejar
  • Funcionalidad: que cumpla su objetivo, que puede ser entretener, servirnos de herramienta de comunicación, darnos información del tiempo, de una ciudad etc.
  • Diseño: un buen diseño agradable y que no sature.

Si cumples con estas características, el boca-oído irá poco a poco haciendo el resto.

Máster en Marketing Analytics
UNIR.
Precio a consultar
Ver más
Máster en Marketing Online y Comercio Digital.
EAE - Business School
Precio a consultar
Ver más
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *