En la actualidad existen muchas alternativas para el manejo del dolor en pacientes, la punción seca es una de ellas. Se usa principalmente para tratar el dolor muscular crónico y algunas molestias asociadas. Esta técnica tiene algunas similitudes con la acupuntura, como el tipo de agujas con el que se lleva a cabo, aunque son un poco más largas. Si quieres saber en qué consiste y a qué personas puede ayudar, te invitamos a leer este post.

Si lo que deseas es ser un profesional aplicando terapias alternativas puedes apuntarte al  Máster en Acupuntura y conocer de cerca los beneficios de practicar esta técnica de la medicina tradicional China.

Técnico Experto en Herboristería y Dietética
INSTITUTO DYN
380 €
Ver más
Experto en Fitoterápia
INSTITUTO DYN
380 €
Ver más

¿Qué es la punción seca?

Es un procedimiento medianamente invasivo que tiene como objetivo tratar dolencias localizadas y particularmente difíciles de eliminar. Hablamos más exactamente de los llamados puntos gatillo miofasciales (PGM), trigger points, nudos musculares o puntos de activación muscular.

¿Pero qué son exactamente los PGM?

Cuando se habla de puntos de gatillo normalmente se refiere a nódulos musculares que un profesional en este ámbito es capaz de identificar al tacto. Son puntos muy irritables que suelen tener varias formas y tamaños. Unos van desde pequeños quistes hasta bultos muy voluminosos.

Existen zonas en el cuerpo donde la contractura muscular es permanente, es decir, no cede ante diversos tratamientos. Estas zonas se les conoce como puntos de dolor agudo (característico del síndrome de dolor miofascial) que afectan en gran medida la calidad de vida de los pacientes, al provocar fallas en la movilidad, sensación de hormigueo en las piernas, y sensación de debilidad en los músculos.

A continuación, conocerás algunos tipos de puntos de gatillo:

Activos: son pequeños puntos que se concentran en diferentes músculos y con el tiempo pueden llegar a debilitarlos.

Latentes: se caracterizan porque no siempre duelen, pero sí generan dolor si se tocan.

Centrales: se les denomina así a los puntos de gatillo que se encuentran ubicados muy cerca de la fibra muscular.

Clave: como su nombre lo indica se trata de un punto que “activa” otros puntos llamados satélite.

Satélite: como lo explicamos en el anterior apartado, los puntos satélites, se activan desde el punto clave y si éste desaparece los puntos satélites se alivian.

Primario: su nombre está basado en que este tipo de puntos de gatillo, son causados por algún movimiento repetitivo o alguna sobrecarga aguda en el músculo por un largo periodo de tiempo.

¿De qué se trata el procedimiento de punción seca?

Cada paciente requiere una valoración inicial y de acuerdo a eso se realizará un determinado número de sesiones. Las sesiones son cortas y suelen comenzar con la inserción rápida y repetitiva de agujas en los PGM durante más o menos 5 minutos. Esto provoca en los músculos del paciente un espasmo de dolor intenso, pero de muy corta duración. Así, se produce la contracción muscular y como reflejo se logra el estiramiento total del músculo. Como resultado, los puntos dolorosos se desactivan y se relaja la zona afectada.

Tipos de punción: superficial y profunda

Superficial: este tipo de punción se lleva a cabo con las agujas convencionales y van aproximadamente 1 centímetro debajo de la piel, pero no llegan a tocar los puntos de gatillo.

Profunda: este tipo de punción en cambio, requiere de agujas más largas y modernas, pues llegan directamente a los puntos de gatillo. Básicamente, los atraviesa. Este tipo de punción suele un poco más dolorosa que la primera.

En algunos casos incluso desde la primera sesión, se pueden notar resultados positivos, pero eso no quiere decir que una primera consulta constituya un tratamiento. El profesional encargado en quien decide el número de sesiones que requerirá cada paciente según su caso.

Para qué tipo de personas se recomienda este tratamiento

En general cualquier persona está en la capacidad de probar técnicas de medicina alternativa. Dicho esto, está especialmente indicada para pacientes que sufran de dolores musculares intensos de forma permanente. Estos dolores pueden ser derivados de:

  • Traumatismos
  • Sobrecargas musculares
  • Contracturas
  • Dolores cervicales o lumbares

Además, se pueden beneficiar de este tratamiento personas que sufren de fibromialgia, dolores musculares crónicos, o pacientes que estén pasando por procesos de radioterapia o quimioterapia. Por otro lado, si se quiere llevar a cabo con éxito un tratamiento de punción seca, se recomienda que se siga al pie de la letra las indicaciones del profesional, como cumplir con el número de sesiones pactadas, realizar ejercicios diarios, etc. Esto dará resultados positivos y con el tiempo se puede conseguir que el dolor desaparezca en su totalidad.

Ventajas de la punción seca

Los efectos positivos que aporta esta técnica en los músculos afectados son muy notables. A continuación, algunos de ellos:

  • Después de causar una tensión extrema en el músculo se produce una relajación total de mismo
  • Se desbloquean los músculos doloridos y se potencia su regeneración
  • Este tipo de técnica se puede acompañar con el uso de sprays fríos, algunos tipos de presión en los músculos y masajes manuales que potencien su efecto.
  • Las agujas realizan un trabajo excepcional pues son las únicas capaces de llegar cerca de los tejidos cercanos a la fibra muscular. Además, logra una recuperación rápida del musculo afectado y disminuye el riesgo de futuras lesiones.
Principales diferencias entre la punción seca y la acupuntura

Una de las principales diferencias es filosófica, por decirlo de alguna manera. La técnica de acupuntura se asocia directamente con la medicina tradicional china, mientras que la punción seca se basa en los principios de la neuroanatomía moderna. Otra diferencia, es que la primera técnica es milenaria mientras que la segunda es innovadora. Por otro lado, la acupuntura se ocupa de tratar diversos trastornos y enfermedades mientras que la técnica de punción seca se centra en tratar a pacientes que presentan únicamente dolor muscular agudo.

Una diferencia más entre las dos técnicas es que en la acupuntura las agujas se aplican en “puntos meridianos” mientras que en la técnica de punción seca se insertan en los “puntos de gatillo miofasciales”. También, el paciente que acude a una sesión de acupuntura se ubica casi siempre tendido en una camilla mientras que en una sesión de punción seca el paciente puede variar su posición para identificar los puntos de activación muscular.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda y si padeces algún tipo de dolor localizado que no cede ante masajes, acude a tu centro de medicina alternativa más cercano y conoce de cerca las ventajas de la punción seca.

¿Quieres descubrir toda la oferta formativa del INSTITUTO DYN? Ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

Experto en Fitoterapia
INSTITUTO DYN
380 €
Ver más
, ,
Descubre la oferta formativa del INSTITUTO DYN

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *