La crisis económica que está atravesando el país es un problema que ha generado innumerables consecuencias negativas para el conjunto de la sociedad, independientemente de la situación social, nacionalidad, género o formación. Con todo, lo cierto es que hay una parte de la sociedad más afectada por este problema: las personas sin formación.

Durante el boom económico, desde 2000 a 2007, el dinamismo laboral era tal que muchos jóvenes dejaran sus estudios y se incorporaran a trabajar sin haber acabado ni siquiera los estudios obligatorios. La formación académica por aquel entonces, y principalmente en el sector de la construcción y turismo, no era en absoluto un requisito para conseguir un trabajo. Cada vez más se extendía la idea de que no tenía sentido seguir estudiando si podían optar a un empleo bien remunerado sin seguir formándose. Pero, ¿cuál es la situación de estos jóvenes ahora?

Líderes en abandono escolar

El problema de la formación en España es un mal endémico que con la crisis económica ha quedado incluso más en evidencia. El pasado mes de abril de 2014, la oficina de estadística comunitaria Eurostat publicó los resultados de la encuesta que anualmente realiza sobre el abandono escolar en la Unión Europea.

España volvió a liderar esta lista, que recoge datos sobre los jóvenes de 18 a 24 años que dejaron sus estudios tras completar la educación obligatoria o antes de graduarse. Un 23,5% de los jóvenes españoles había abandonado la enseñanza prematuramente en 2013, llegando a ser el doble de la media comunitaria, situada en el 11,9%. El país ya lideró esta estadística europea de abandono escolar en los años 2012 y 2011, colocándose por delante de Portugal y Malta, los dos países que durante la última década habían ocupado los primeros puestos, pero que han registrado una mejoría mayor que España en los últimos años.

A pesar de las catastróficas cifras, en relación al conjunto de la Unión Europea, lo cierto es que el país mejoró su tasa respecto a años anteriores en un punto y medio, debido, precisamente, al boom económico mencionado, que había arrastrado a los más jóvenes al sector de la construcción y turismo de manera precipitada.

Vuelta a las aulas

Esta falta de oportunidades laborales en los jóvenes sin formación ha determinado la vuelta a las aulas de muchos jóvenes, sobre todo, a los estudios de Formación Profesional. Según datos del INE, este incremento ha sido más pronunciado en los jóvenes de 20 años o más, que son ya más del 40% de los alumnos de los ciclos formativos de grado medio y superior.

¿Comienza una nueva etapa en España? ¿Se pueden considerar estos datos como un aspecto positivo de la crisis? ¿Tendrá un efecto este revés sobre el conjunto de la sociedad? El tiempo nos dará las respuestas.

Etiquetas: , , , , , , ,
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *