El idioma catalán es una lengua románica que apareció en algún momento entre los siglos VIII y IX, y en la actualidad es, por ley, lengua co-oficial en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares (aunque en estas dos últimas se llama «valenciano» y «mallorquín»).

A muchas personas, cuando les llega el momento de decidir si se van a trasladar a cualquiera de estas comunidades autónomas, ya sea para estudiar o por motivos laborales, les asaltan agobios e incógnitas relacionados con la necesidad de tener que aprender catalán. La forma más sencilla de que esto deje de ocurrir es darle la vuelta al asunto y concentrarnos en los aspectos positivos del mismo.

Grado de Lengua y Literatura Catalanas
UAB - Universitat Autònoma de Barcelona
Precio a consultar
Ver más
Catalán básico
DELENA
265 €
Ver más

No hay que verlo como una imposición u obligación (sobre todo porque no lo es en la mayoría de ámbitos) sino como una oportunidad para mejorar aprendiendo. Para ponerlo algo más sencillo, aquí os dejamos unos cuantos motivos para aprender catalán:

Os ayudará a comunicaros con vecinos y nuevos amigos

Esta es una razón básica. Cuando llegas a un nuevo lugar donde vas a vivir durante varios, o muchos, años, necesitarás poder comunicarte con la gente que te rodea para poder labrarte un nuevo círculo social. Si tus vecinos, colegas de trabajo o universidad o compañeros del equipo de fútbol o natación, hablan catalán, siempre tendrás más oportunidades de integrarte con ellos si lo respetas y lo aprendes tú también.

Os dará mayores oportunidades laborales

Es la más funcional de las posibles razones. Mucha gente piensa que en estas comunidades autónomas sólo se requiere el dominio de la lengua cuando optas a puestos relacionados con el gobierno autonómico, pero esto no es siempre así. Sobre todo en Cataluña, hay muchas empresas privadas, incluso de carácter internacional, que también valoran (convirtiéndolo, en ocasiones, en requisito indispensable) el dominio del catalán.

La cuestión es no verlo como una imposición de tus jefes o superiores, sino como una oportunidad que te brinda la empresa para ampliar tus conocimientos, pues son muchas las que subvencionan o imparten los cursos a sus empleados.

Obviamente, si queréis optar a un empleo público tendréis que tomar un curso de catalán, tanto para acceder al puesto como para mejorar en el organigrama una vez estéis dentro.

Es una lengua bonita y fácil de aprender

El catalán es una lengua que, como tantas otras románicas, suele tratar de forma gentil nuestros oídos. Muchos son los melodiosos poemas que se han escrito desde la Edad Media hasta nuestros días.

Además, si ya hablas una lengua románica (derivada del latín), la tarea de aprendizaje resultará más sencilla. El 80 % de las palabras del catalán tienen un origen compartido con ellas; en el 20 % restante, una veces se agrupa con el francés, occitano e italiano y otras con el grupo que forman el castellano, gallego y portugués.

Para cualquier persona que no hable ninguna de estas lenguas, le será muy útil, al abrirle la puerta a todas ellas.

No sólo se habla en Cataluña

La lengua catalana se habla, en territorio español, tanto en Cataluña como en la Comunidad Valenciana, Islas Baleares y una franja de Aragón cercana a Cataluña. Sin embargo, también podrás utilizarla fuera de nuestras fronteras: en Andorra (donde es la única lengua oficial); en el departamento francés de los Pirineos Orientales; y en la ciudad italiana de Alghero, en Cerdeña.

Mayores posibilidades de formación

En las universidades catalanas las materias se imparten en las dos lenguas oficiales y se espera que alumnos dominen ambas a la perfección.

En el ámbito laboral, si hablas catalán podrás acceder a cursos de formación que, en ocasiones, son exclusivos para catalanoparlantes.

Facilitará tu día a día y te acerca a otra cultura

Cuando uno llega a otro lugar, el hablar el idioma que utiliza la mayoría de sus gentes es algo principal para empaparte de su cultura. Así podrás también leer los periódicos, escuchar la radio o ver la televisión, así como entender a sus cantautores, poetas, ensayistas, etc.

Ya en un ámbito aún más práctico, si acabas teniendo familia en un lugar en el que se habla catalán, podrás ayudar a tus hijos con los deberes de la escuela; te ayudará en las compras diarias; leer documentos oficiales y carteles en las calles, etc.

El saber no ocupa lugar

Esta gran frase es cierta. El catalán mejorará tu curriculum pero, sobre todo, te mejorará a ti. Aprender, en cualquiera de sus variantes, es algo que jamás deberíamos dejar de hacer mientras nos encontramos en este mundo. No importa cuán práctico o no creas encuentrarlo, siempre será un plus.

Ahora, ¿qué estás esperando para coger tus libros y tomar un curso de catalán?

,
  1. Antonio Navarro Corrales
    Antonio Navarro Corrales Dice:

    Agradezco esta información, amigo.

    Estaba indeciso de matricular un curso de catalán en la Universidad, pero ahora estoy seguro, lo voy hacer.

    He estudiado latín y pretendo profundizar más en las culturas románicas.

    Saludos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *