Proxémica: distancia corporal aplicada a la atención al cliente

La capacidad de comunicarnos y comprendernos es una de las características que hace posible la vida en sociedad. Además de emplear las palabras para comunicarnos, usamos también cada parte de nuestro cuerpo para transmitir un mensaje. La comunicación no verbal incorpora conceptos como la proxémica, una disciplina fundamental a la hora de comunicarse. Cuando se atienden personas o clientes, se deben limitar las palabras y saber cómo utilizar, así como todo el cuerpo.

La comunicación no verbal

Al igual que los animales, los humanos estamos en constante comunicación. Hacemos uso del lenguaje para expresar los sentimientos y a veces comunicamos involuntariamente.  La comunicación no verbal son los actos por los que se transmite un mensaje sin usar palabras, orales o escritas, y sin importar el idioma en que interactúen el emisor y el receptor.

Anteriormente, la especie funcionaba a través de instintos y emociones, luego de esto empezamos a emplear el lenguaje para comunicarnos. Por ello, el inconsciente está más avanzado y puede mostrar a los demás algo que no queremos transmitir, incluso siendo personas racionales. Expresiones faciales que demuestran nerviosismo, movimientos del cuerpo que manifiestan tensión y una infinidad de actos inconscientes que indican algo más que un “tengo un examen ahora”.

Tipos de comunicación no verbal

La comunicación no verbal es aquella que se establece mediante signos no verbales que generalmente transmiten información sobre el carácter, la personalidad o el estado de ánimo.

Estos últimos signos pueden incluir, por ejemplo, el llanto, la risa, el grito, o bien, pueden implicar los gestos, las señas o la mímica (que son los signos kinestésicos). Ambos tipos de signos, los paralingüísticos y los kinestésicos, constituyen elementos de la comunicación no verbal básica.

La diferencia entre la proxémica y la kinésica es que la primera se refiere a la comunicación no verbal establecida mediante las distancias físicas que ponemos al relacionarnos; y la kinésica es la comunicación no verbal que se establece por medio de los movimientos corporales como los gestos y también mediante la propiocepción.

La proxémica

Es el término empleado para describir el espacio comunicacional o distancia medible entre las personas mientras interactúan entre sí. Se trata de una de las disciplinas que estudia la comunicación no verbal y que distingue cuatro diferentes tipos de distancia:

  • Distancia íntima

Entre 15 y 45 centímetros. Es la distancia de los murmullos, del afecto, del cariño, donde en un momento dado puede producirse un contacto físico. El espacio de la pareja, de la familia y los amigos muy íntimos.

  • Distancia personal

Entre 46 y 120 centímetros. Separación utilizada en las conversaciones con amigos o compañeros de trabajo. Si estiramos el brazo, podríamos tocar a la persona con la que estamos manteniendo la conversación.

  • Distancia social

Entre 120 y 360 centímetros. Longitud que nos separa de los extraños o simplemente conocidos, la utilizada con las personas con quienes no tenemos ningún (o casi) tipo de relación.

  • Distancia pública

Más de 360 centímetros. Es la que usamos en conversaciones para dirigirnos a un grupo de personas, la habitual en discursos o apariciones en público.

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa de FINTECH SCHOOL, o ponerte en contacto con Emagister y resuelve cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Descubre toda la oferta formativa de FINTECH SCHOOL

Deja un comentario