¿Qué son las ayudas ergogénicas y cómo mejoran el rendimiento deportivo?

Las ayudas ergogénicas se han convertido en una de los complementos más habituales para deportistas amateurs y semiprofesionales. Mejorar el rendimiento físico y minimizar el riesgo de lesiones son los objetivos predominantes de la cultura deportiva actual. Hoy en día, la tendencia define la práctica de deporte como una actividad casi profesional. Por este motivo, los suplementos nutricionales son muchas veces los aliados idóneos para quienes quieren mejorar sus habilidades físicas. ¿Quieres especializarte en este ámbito de la salud deportiva? Inscríbete al Curso de Suplementación Deportiva y adquiere un conocimiento profesional.

¿Qué son las ayudas ergogénicas?

Las ayudas ergogénicas son sustancias, modelos, soluciones o equipamientos diseñados para optimizar el rendimiento físico durante el entrenamiento deportivo y la propia actividad. Por ejemplo, forma parte de una estrategia ergogénica la realización de estiramientos o calentamientos antes del ejercicio. También seguir unas pautas de descanso adecuadas y mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes energéticos.

Se trata de soluciones diferenciadas cuya efectividad está relacionada con la adaptación a las circunstancias y necesidades de cada persona. En este artículo queremos acercarte a algunos de los suplementos ergogénicos más utilizados cuya eficiencia está demostrada.

Aprender a diferenciar lo que puede ayudar al deportista y lo que puede ocasionar efectos adversos en su salud es muy importante. En este sentido, existen productos ergogénicos nutricionales que no aportan beneficios y que, de hecho, su uso o dosificación incorrecta, puede provocar justo el efecto contrario.

Por todo ello, definir un modelo ergogénico adecuado a las necesidades del deportista es muy importante para optimizar la potencia y ser competitivo. Si quieres profundizar en materia, te damos algunos detalles. ¡Sigue leyendo!

Ayudas ergogénicas nutricionales

Hoy en día, son muchas las soluciones ergogénicas que puedes encontrar en el mercado. Todas ellas están destinadas a mejorar el rendimiento de la persona deportista. Podemos clasificarlas en mecánicas, fisiológicas, psicológicas, farmacológicas y nutricionales.

Mientras que, si nos centramos en la ayuda ergogénica nutricional, podemos contemplar varias opciones. Según su aplicación y efectividad, podemos hacer una clasificación diferencial que te resultará de ayuda. ¡Presta atención!

Clasificación de los principios ergogénicos nutricionales

Cuando se desarrolla un modelo nutricional basado en suplementos, es básica la comprensión de las necesidades particulares de la actividad deportiva. Además, es importante conocer la composición de los activos, aunque lo más necesario es que el deportista comprenda cuáles son las necesidades nutricionales asociadas a cada actividad física.

Según las prácticas de suplementación aplicadas, podemos hacer una clasificación de los métodos ergogénicos nutricionales. Se trata de diferenciar dos tipos, los asociados a la propia dieta y los suplementos añadidos a la misma.

  • Adaptaciones de la dieta a las necesidades específicas del deportista. Se trata de técnicas de modificación nutricional con las que se adapta la alimentación a las necesidades concretas del deportista. Con la modificación de los aportes energéticos se logra equilibrar la dieta y mejorar el rendimiento.
  • Suplementos nutricionales adaptados a las necesidades deportivas. Los suplementos nutricionales se deben adaptar a las exigencias fisiológicas derivadas de la práctica deportiva. Con ellos, se consigue aportar los requerimientos nutricionales específicos para cada tipo de ejercicio. Además, ayudan a prevenir las carencias nutricionales que pueden presentar los deportistas.

Sustancias ergogénicas nutricionales de eficacia demostrada

Las sustancias consumidas por el deportista en forma de proteínas, aminoácidos, hidratos de carbono o cafeína son agentes activos que actúan sobre la fibra muscular. Sus aportaciones ayudan a mejorar la potencia y la resistencia durante la actividad deportiva.

Gracias al uso adaptado de estas ayudas y al protocolo pautado para cada deportista, se consiguen optimizar los objetivos. Tanto las vitaminas como los oligoelementos y los antioxidantes exógenos suponen una aportación nutricional óptima. ¿Qué activos ergogénicos son seguros y eficientes?

  • Alimentos deportivos. Cuando la alimentación no aporta suficiente energía, en algunos casos, ciertos productos suplementan las carencias: ciertas bebidas, las barritas energéticas, geles y sustancias con electrolitos, las proteínas de calidad y los macronutrientes en mezclas.
  • Suplementos médicos. Son adecuados cuando el médico recomienda suplementar la dieta para tratar o prevenir ciertos déficits nutricionales. De este grupo, podemos destacar minerales como el hierro, el zinc y el calcio, vitaminas A, B, D y E, los probióticos y ciertos complejos multivitamínicos.
  • Suplementos de rendimiento. Se trata de productos de uso específico que te recomienda tu nutricionista. Se pueden usar antes de una competición y aportan una mejora del potencial de rendimiento. Son sustancias como la cafeína, el bicarbonato, la B-Alanina, el glicerol, la creatina y los nitratos.

A modo de resumen, te hemos especificado las soluciones nutricionales con respaldo científico constatado. La dosificación de cada suplemento adaptada a las necesidades del deportista puede contribuir al éxito deportivo en la competición.

¿Para qué sirven las ayudas ergogénicas y cuáles son sus beneficios?

Como hemos ido viendo, las ayudas ergogénicas facilitan la actividad física en el día a día, puesto que pueden contribuir a mejorar la condición física y la técnica del ejercicio y, consecuentemente, los resultados a nivel deportivo.

Es decir, las soluciones ergogénicas suponen un factor diferenciador a la hora de marcar ventaja en una competición. Si hablamos de ganar o no, esto depende en gran medida de la preparación física. Así que, en este sentido, los suplementos nutricionales pueden ser buenos aliados del buen rendimiento.

En este contexto, los beneficios que conseguimos con las ayudas nutricionales son evidentes. Teniendo en cuenta que los deportistas se someten a fuertes sesiones de entrenamiento físico y competición, la nutrición es clave para conservar un estado de salud óptimo. Los efectos ergogénicos aportan claras ventajas en la potenciación de la capacidad deportiva. ¡Las resumimos!

  • Mejoran la producción y el empleo de energía.
  • Retrasan la sensación de fatiga durante y tras el esfuerzo.
  • Optimizan la generación de trabajo muscular.
  • Tienen capacidad antiinflamatoria.
  • Previenen el daño y envejecimiento celular.
  • Mejoran el funcionamiento del sistema cardiovascular y respiratorio.
  • Perfeccionan la función cognitiva.
  • Facilitan la recuperación después del ejercicio.

En conclusión, los factores externos que aportan al deportista beneficios nutricionales forman parte de la estrategia de actuación dirigida a mejorar las aptitudes físicas, emocionales y fisiológicas. En este sentido, conocer de forma optimizada el uso y la funcionalidad de las ayudas ergogénicas nos capacita para diseñar estrategias de rendimiento deportivo más adaptadas y adecuadas a cada necesidad. Eso sí, recordemos que este tipo de suplementos como su propio nombre indican pueden ser un refuerzo o un complemento para mejorar nuestra trayectoria deportiva, pero la base siempre será una buena alimentación. ¡No lo olvides!

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa del INSTITUTO DYN, o ponerte en contacto con Emagister y resolver cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Deja un comentario