Las ciudades modernas viven un gran desafío: reinventarse. Los modelos con los que se construyeron están en crisis y necesitan ser revisados para reorganizar la calidad de vida de los ciudadanos.

Así es como nace el concepto de la Smart City o Ciudad Inteligente, un paradigma de ciudad en la que se desarrolla una nueva gestión de la energía y de la que todos podemos ser parte. Este ideal propone un modelo armónico en el que convergen el medio ambiente, la energía, la movilidad, los negocios, la vivienda y las comunicaciones.

Curso Online de Formador de Formadores para Profesores de Cocina
Asociación Profesional Colegial de Criminologos de España
390 €
Ver más
Máster en Business Intelligence y Big Data
SELECT BUSINESS SCHOOL
1.940 €
Ver más

Las Smart Cities quieren ser autosuficientes y se basan en el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para conseguirlo. Pretenden mejorar:

  1. La participación ciudadana. Invitan al ciudadano a participar activamente de su entorno y a gestionar con conciencia los recursos disponibles. Así, como ciudadanos de una Smart City somos responsables y vivimos empoderados.
  2. El desarrollo. El desarrollo tecnológico apunta a una vida sostenible e influye en cómo nos relacionamos con nuestro entorno.
  3. La calidad de vida de los ciudadanos. Gracias a las tecnologías avanzadas interactuamos con el espacio y con el resto de ciudadanos, así como tenemos una vida más práctica.
  4. La eficacia de los recursos. Las administraciones públicas de la Smart Cities hacen una buena gestión de los recursos naturales y sienten un compromiso a la hora de pensar las infraestructuras. Se dedican a crear nuevos espacios y herramientas de interacción para las personas y las instituciones.

En esta filosofía de ciudad ideal la identidad local se ve transformada por nuestra identidad digital. Se puede hablar de glocalidad, donde los sensores, las redes, el wifi público, los móviles, las apps y los vehículos eléctricos son los nuevos rostros de una vida más fácil. Alrededor de las Smart Cities aparecen nuevos términos para un nuevo contexto: eMobility, Smart Buildings, Smart Sensors, Smart Citizens o Smart People, Smart Governance, Smart Living, entre otros nombres que suman a integrar cambios sociales para alcanzar cambios políticos.

La Smart City también es el escenario del Internet de las cosas u Open Data, donde los datos públicos están al alcance de todos los ciudadanos. Hay empresas que están trabajando para crear una cyberseguridad adecuada para esta nueva tipología de ciudad, ofreciendo checklists que incluyan sistemas de encriptación y otras dinámicas de protección.

Las Smart Cities ya están en marcha y se contemplan en el marco de objetivos de sostenibilidad de la Unión Europea para el año 2020. Barcelona es un buen ejemplo de ello por ser la primera ciudad inteligente de toda España y la cuarta de Europa. Además, su modelo también incluye el turismo. En este enlace podrás leer más información.

Otras ciudades españolas que están transitando su modelo hacia la sostenibilidad de la Smart City son Madrid, Vitoria (con su ‘Anillo Verde’ de parques) y Bilbao. En cuanto a Latinoamérica destacan, según el portal de Endesa Educa, Búzios (Brazil), Santiago de Chile (Chile), Medellín (Colombia), Buenos Aires (Argentina) y Ciudad de México (México). Su éxito está en manos de todos.

Máster en Big Data + Máster en Innovación Tecnológica
SELECT BUSINESS SCHOOL
1.940 €
Ver más
Programa de Innovación en Ciberseguridad
DEUSTO BUSINESS SCHOOL-UNIVERSIDAD DE DEUSTO
3.000 €
Ver más
, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *