Siempre te han gustado las manualidades, sobre todo si te permiten obtener creaciones originales para colgarte del cuello, las orejas, los cabellos o las muñecas. O tal vez te gusta sobre todo asesorar a los demás sobre qué accesorios de joyería les hacen falta para completar un estilismo. En cualquiera de estos dos casos, tal vez lo tuyo sea la joyería, en sus dos versiones: artesana y comercial.

No es necesario que ames los diamantes, pero sí que deben interesarte las piedras preciosas, la joyería, los relojes y los diferentes tipos de metales preciosos. Además, como la joyería se trata de un producto que pertenece a la industria del lujo, siempre será conveniente que poseas unas dotes comerciales sin igual, para ayudar a decidirse a los clientes indecisos y asegurarte de concretar las mejores ventas con los clientes decididos.

Es importante que seas seguro de ti mismo, con dotes de comunicación excelentes, habilidades de negociación e intercambio con los clientes, y, sobre todo si estás pensando en ser joyero artesano, una coordinación ojo-mano más allá de lo normal.

La mayoría de los puestos de trabajo disponibles son como dependiente de una tienda de joyería. En este caso, se encargan de distribuir y comercializar una variedad de objetos artesanales, como anillos, collares, pendientes, relojes y otras piezas de joyería.

Puedes aspirar a trabajar en una tienda de joyería en un eje comercial de lujo o de barrio, o en una tienda tradicional familiar o incluso montar la tuya propia. Si tienes ojo y habilidades para el diseño y producción, puedes vender tus propias creaciones en ferias o en tiendas por comisiones.

Algunas de las tareas típicas de un joyero son:

  • Recibir a los clientes y asesorarlos y recomendarles productos adecuados para sus intereses.
  • Procesar los pagos y el abastecimiento
  • Realizar pequeñas reparaciones y ajustes de los productos comprados
  • Tasar el valor de las creaciones
  • Diseñar y producir los objetos (sobre todo, en tiendas pequeñas o artesanales)

Para aprender a tasar, tenemos una oferta de cursos disponibles de perito tasador de gemología en Emagister. Además, los diamantes no solo son los mejores amigos de una mujer, como diría Marilyn Monroe, sino también una piedra con sus secretos y particularidades que debes conocer a fondo.

Además, la formación para aprender a diseñar joyas también tiene las más variadas especializaciones. Desde el diseño 2D y 3D mediante programas informáticos, hasta la técnica de joyería en vidrio, que te permitirá manufacturar tus propias ideas de esta forma tradicional de artesanía.

La joyería textil es otra rama con una larga historia, que existe desde tiempos inmemoriales en todas las culturas. Si combinas técnicas tradicionales con diseños contemporáneos, podrás destacar en un sector que siempre está buscando la innovación.

Si bien no es necesaria ninguna formación oficial, te aconsejamos que te proveas de todos los conocimientos posibles: comerciales, creativos y artesanales, para llevar adelante tu sueño de trabajar en la industria de la joyería.

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *