Una de las señas que nos identifican y definen nuestro estilo es la vestimenta. Elegimos con atención cada pieza de ropa y nos reflejamos en algunas de ellas sobre todo con las más únicas e inigualables. Pero, ¿Qué es que convierte el ropaje en algo tan especial? Unas de las características más importantes son las telas o el tipo tejido con el que cada pieza está fabricada.

Son muchos los tipos de telas que se pueden combinar para que cada pieza de ropa sea un mundo. Desde el algodón, la lana hasta la seda y el lino. Cada una de estas se convierte en una seña de identidad para nosotros.

¿Por qué es importante saber escoger las telas adecuadas?

Elegir qué tejido utilizar no es una decisión fácil. Escoger el equivocado podría dar como resultado una vestimenta incómoda, fácil de estropear o imposible de llevar bien. Por eso, es necesario reconocer que cada género de tela tiene sus características y un diseñador, por ejemplo, tiene que ser capaz de reconocerlas y escoger la más apropiadas a cada pieza de ropa.

De hecho, las fibras y, en general, los materiales escogidos son esenciales y de estos dependen, por ejemplo, la suavidad y elasticidad, así como, la calidez y la caída de cada pieza.

Por otro lado, lo más importante es el uso que se dará a cada vestimenta. Por ejemplo, utilizando un tejido compacto y grueso, se puede crear un jersey perfecto para el frío invernal. Al mismo tiempo, una tela de seda, con fibras finas y ligeras, se convertirá en una pieza de ropa suave y fresca perfecta para la temporada primaveral.

Hoy en día, en cambio,  se suele crear piezas con telas que no reflejan su uso habitual. Por ejemplo, es fácil ahora ver por la calle chicas con chanclas con «pelito» o tops cortos de lana en verano.

Realmente, las marcas más conocidas de la industria textil diseñan basando su creatividad en parámetros estéticos más que funcionales. Esta novedad en el mundo de la moda nos hace replantear la utilidad de muchas prendas y redescubrir vestimentas, dándole nuevos estilos y usos. Esta recién ola de estilo, hace que la ropa se haya convertido en una seña más de nuestra identidad, que refleja nuestra creatividad, estado de ánimo y atrevimiento al mundo. Nadie elige su vestuario por mera necesidad.

Continúa leyendo nuestro artículo y descubre los cinco tipos de tela más de moda y cómo aprovecharlos como haría un verdadero artista de la moda:

Algodón

Uno de los tejidos más populares sigue siendo, sin duda, el algodón, de origen vegetal, utilizado para elaborar la mayoría de las prendas, como camisetas, jerséis finos, vestidos, tops, pantalones, faldas y mucho más.

El algodón es un tejido económico, multifuncional y, al mismo tiempo, suave al tacto y de buena conservación. Se considera como una de las telas más seguras y ergonómicas, y de esta se fabrican también otros tejidos, como el satén, muy suave y sedoso, su tela brillante se utiliza, normalmente, para la lencería y la ropa para dormir, y el denim, tejido típico de los vaqueros.

MÁSTER EN COOLHUNTING Y NUEVAS TENDENCIAS EN MODA
San Anastasio Design School
890 €
Ver más
MÁSTER EN GESTIÓN Y PLANIFICACIÓN EDITORIAL
San Anastasio Design School
890 €
Ver más

Lino

El lino, fresco y ligero, es una de las telas de origen vegetal más antiguas que existen.  Este tejido, con mayor calidad que el algodón, puede aguantar altas temperaturas y es muy resistente. pero, a pesar de su alta calidad, no es muy elástico y puede llegar a deformarse.

Lana

La lana es una teja animal que se recaba del pelaje de las ovejas. Hay lanas que si no están bien pulidas pueden causar picazón en la piel y resultar muy incómodas, en este caso, normalmente, se trata de lana sintética. La lana verdadera suele tener un coste más elevado, pero su calidad es mucho mejor y la tela es muy resistente y elástica. Este tejido, además, es muy cálido e ideal para los meses más frío del año.

Piel

Como indica su nombre, este tejido deriva de la piel de animales y, por esta razón, suele actualmente generar mucha polémica. 

Debido al auge del vegetarianismo y veganismo, así como la protección de animales que, están en peligro de extinción a causa del uso de su piel para fabricar prendas o accesorios, muchas marcas han optado por elaborar sus productos con piel sintética para evitar la pérdida de ventas. Hay numerosos colectivos que realizan campañas de concienciación para evitar que se sacrifique a muchísimas especies de animales por esta causa. Por esta razón, a pesar de por su alta calidad, puede que sea una tela tan cara.

Seda

Esta última es una de las telas más caras. La seda, ligera y cómoda, se obtiene de los gusanos de seda y es un tejido muy transpirable pero también muy delicado. Eso lo hace muy complicado y difícil de lavar, porque puede estropearse fácilmente. La seda más cara proviene de China y, para tratarla, los maestros que la trabajan utilizan técnicas muy sofisticadas.

Ahora que conoces las características de los tejidos más utilizados, podrás elaborar prendas de ropa combinando las telas entre sí y creando looks únicos y transgresores; vestimenta con multitud de texturas, que sean cómodas, prácticas y, por supuesto, al paso con la moda.

¿Quieres descubrir como crear tu pieza de ropa y convertirte en un fashion designer? Encuentra tu curso ideal en Emagister y contáctanos para descubrir todo lo que tienes que saber para convertirte en un gurú de la moda.

, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *