Ante un inicio de año tan convulso como el que hemos vivido estos días bueno es recordar la literatura infantil y juvenil, además de para fomentar la lectura entre los más jóvenes, en muchos casos ha servido —y todavía sirve— para intentar transmitir a los niños y adolescentes valores como la paz, la solidaridad, el respeto a la multiculturalidad, la igualdad o la imaginación.

Os proponemos diez títulos de clásicos y no tan clásicos de la literatura infantil y juvenil que nunca pasarán de moda. Como se suele decir en estos casos, no están todos los que son pero son todos los que están. Veamos:

El principito, de Antoine de Saint-Exupéry
Publicada por primera vez en 1943, todavía hoy es una de las narraciones dirigidas al público infantil más vendidas de todos los tiempos. La relación entre un aviador perdido en el desierto y un pequeño príncipe de otro planeta nos lleva al mundo de las relaciones entre los adultos y los pequeños, con la incomprensión por parte de los mayores de las fantasías de los niños. El pequeño príncipe es una obra plagada de sentencias legendarias e imágenes poéticas. Un canto a la imaginación y al valor balsámico de la fantasía.

El Príncipe y el mendigo, Mark Twain.
El autor de Las aventuras de Tom Sawyer publicó esta novela con trasfondo histórico en 1881. En la corte de Enrique VIII de Inglaterra, en el siglo XVI, dos niños que físicamente se parecen mucho, un príncipe heredero y un vagabundo, intercambian sus roles por accidente. El pobre pasa a ser tratado entonces con toda clase de privilegios y el rico a ser considerado un pordiosero. Una metáfora sobre el poder y la desigualdad en forma de un extenso cuento.

El paraíso de los gatos, Émile Zola.
El gran escritor francés del siglo XIX publicó una novela corta en la que describe la vida de un gato de ciudad que se debate entre seguir sobreviviendo en la calle o pasar a vivir cómodamente junto a una familia… pero sin poder andar cada noche de tejado en tejado. Una fábula sobre la libertad que en esta edición se añaden más cuentos “gatunos” de otros escritores célebres.

El saltamontes verde, Ana María Matute
La célebre escritora barcelonesa publicó en 1960 esta historia de un niño en apariencia mudo, marginado por los demás chavales con los que le toca jugar, que decide partir en busca de un mundo mágico, un país precioso, en el que pueda recuperar su voz y las palabras. Lo hará con la ayuda de un saltamontes verde. Un canto a la amistad y la solidaridad.

Manolito gafotas, de Elvira Lindo
Más reciente es este ya clásico de nuestra literatura infantil y juvenil que narra las desventuras de un niño gafudo que vive en un barrio humilde de Madrid sin, en consecuencia, lujos de ningún tipo. Publicada en 1994, se convirtió en una serie con diferentes títulos.

Jim Botón y Lucas el maquinista, Michael Ende
El autor de La historia interminable publicó antes, en 1965, esta obra que cuenta la historia de un niño negro, Jim, que llega de forma misteriosa al país de Lummerland, causando la extrañeza de los que le rodean. Junto con su amigo Lucas, maquinista de profesión, partirán en busca de de un lugar en el que puedan cumplir sus sueños. Novela de aventuras que supone un alegato avant la lettre a favor de la multiculturalidad.

El señor Ibrahim y las flores del Corán, Eric-Emmanuel Smith
Pese a ser una de las obras más recientes que reseñamos en este post —es de 2004—, es hoy un clásico de la literatura infantil y juvenil en Francia. Narra la amistad de un niño judío de 13 años con un tendero árabe, el señor Ibrahim, en una calle llamada Azul. Claro que a la larga puede que el niño no sea judío, ni el tendero árabe, ni la calle Azul… El fenómeno de la inmigración en Francia. En este sentido también puede ser recomendable la lectura del ensayo juvenil La emigración explicada a mi hija, de filósofo y político Sami Nair, publicada en 2001.

Las aventuras de Robin Hood, Paul Creswick
El legendario personaje del folclore inglés fue novelado por el escritor Paul Creswick a principios del siglo XX. Las aventuras Robin Hood narra las vicisitudes de un legendario bandido, experto en el tiro con arco, que, a raíz de una traición, se dedica a robar a los más ricos para dárselo a los más pobres. Si queréis, se trata de un cuento sobre la desigualdad y la solidaridad con los más necesitados, desde la rebeldía.

Cuentos por teléfono, Gianni Rodari.
El popular escritor italiano publicó en 1962 el libro Cuentos por teléfono, una selección de cuentos que, según dice, explicaba un padre viajero a su hija por teléfono cuando se encontraba fuera de casa. Uno de los relatos, La guerra de las campanas, explica la experiencia fallida de un general que pretende fundir todas las campanas del país para fabricar unos cañones que al final no dispararán sino que sonarán como las campanas de la paz.

Cuento de Navidad, Charles Dickens
Aunque ya hace unas cuantas semanas que pasó la Navidad, nunca es tarde para leer la historia del rico avaro que se niega a ayudar a los pobres alegando que son un estorbo. En plena noche de Navidad, que decide pasar solo, se le aparece un fantasma que le pone de manifiesto su vida y su actitud miserable.

¿Y tú, qué lecturas nos propones?

Etiquetas: , , , , ,
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *