¿Has acabado el curso académico y te gustaría encontrar trabajo en verano para ganar tu propio dinero? Si es así, ya puedes ponerte manos a la obra, porque la estación más calurosa del año está a la vuelta de la esquina. Por lo tanto, conviene que tengas a mano un currículum actualizado, una carta de motivación y ropa adecuada para afrontar varios tipos de entrevista. Además, te recomendamos que navegues por Internet en busca de ofertas y que hagas correr la voz entre amigos y familiares. Nada que no hayamos dicho en anteriores ocasiones sobre la búsqueda de empleo. Sin embargo, el trabajo de verano tiene unas características específicas que no hay que olvidar. Por ejemplo, el carácter temporal de los contratos o la posibilidad de trabajar en un sector ajeno a nuestros estudios.

Por otra parte, los empleos veraniegos son famosos por una característica estrella: suelen actuar como puerta de entada al mercado laboral en la mayoría de los casos. Es decir, cuando cumplimos 16 años solemos estrenarnos como asalariados durante las vacaciones académicas. En este post, te presentamos 5 consejos para busques trabajo con motivación y garantías. Por suerte, si la experiencia es positiva, podrás aplicar muchas de estas máximas en los trabajos de Navidad o Semana Santa. ¿Y tú? ¿Qué trucos utilizaste para lograr tu primer empleo temporal? Comparte tu experiencia con nosotros en un comentario. Y si todavía no has lanzado ningún CV, date prisa: ¡el tiempo vuela!

Curso intensivo de Inglés verano niños y jóvenes
Open School of Languages Castellana
172 €
Ver más
Curso Intensivo de Verano programa A
Open School of Languages Castellana
172 €
Ver más

5 tips muy útiles para encontrar trabajo en verano

  1. Ten en cuenta los trabajos estacionales. Durante el verano realizamos actividades que durante el resto del año solemos dejar más aparcadas. Por este motivo, hay sectores que requieren de más trabajadores durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Por ejemplo, es habitual que aumente la contratación de camareros, animadores, socorristas, recepcionistas, profesores de repaso, etc. Buscar trabajo en estos ámbitos asegura notablemente las posibilidades de éxito.
  2. Decide qué tipo de trabajo te interesa hacer. ¿No te ves sirviendo copas durante la noche o dedicándote durante 8 horas al día a la atención al cliente? Pues ningún problema: que no cunda el pánico. Que los trabajos estacionales tengan más demanda no quiere decir que sean la única opción. De hecho, el verano es un período donde se necesitan muchos profesionales para cubrir sustituciones. ¡Ofrécete y empieza a ganar experiencia en tu sector!
  3. Aprovéchalo para hacer crecer tu currículum. ¿Tienes poca experiencia laboral en el CV? Perfecto, ha llegado el momento ideal para poner solución a este vacío. Aunque el trabajo no tenga que ver con tu formación, muchos responsables de Recursos Humanos valoran que hayas tenido alguna faena antes de finalizar tus estudios. Demostrarás ganas de aprender, adquirir responsabilidades y ganar autonomía.
  4. Amplia tus fronteras geográficas. Si no encuentras ningún trabajo que te convenza cerca de casa, prueba suerte en otra comunidad o incluso en otro país. Afortundamente, hay algunos portales especializados en la búsqueda de empleo en el extranjero.
  5. Baraja las posibilidades de futuro. Es cierto, la mayoría de empleos de verano suelen ser temporales. Sin embargo, eso no significa que debamos renunciar una cierta continuidad. En función del trabajo (y si la experiencia es positiva), podemos seguir ofreciendo nuestros servicios durante los fines de semana o festivos.

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *