¿Te gustaría mudarte a otro país para adquirir experiencia laboral en el mercado internacional? La globalización de la economía ha promovido que muchas empresas alrededor del mundo ofrezcan oportunidades para trabajar en el extranjero. Es por eso que ahora más que nunca la experiencia de trabajo internacional es una ventaja competitiva y un activo valioso en tu CV, especialmente si tienes habilidades sólidas en inglés de negocios.

Sin embargo, antes de aceptar cualquier oferta y firmar tu contrato laboral, hay varias cosas que debes considerar y evaluar. Te invitamos a leer nuestros tips antes de hacer tus maletas y comprar tu boleto aéreo.

English Course for Business Engineers (6 months)
Dirextra Construction Business School
8.156 €
Ver más
BBA con Programa de Inglés Intensivo y Servicio
Les Roches Marbella
A consultar
Ver más

1. Temas legales – Visa, permiso de trabajo y trámites necesarios.

Si requieres de una visa de trabajo, asegúrate de conseguirla lo antes posible. Es muy probable que la empresa que te contrate te apoye a lo largo del proceso de trámites de visa, sin embargo hay muchos documentos que debes conseguir por tu cuenta, tales como certificados académicos, constancia de antecedes penales, cartas de recomendación, CV y algunos otros.

Es muy importante que comprendas los términos y condiciones del tipo de visa que te proporcione el consulado del país de destino. Hay algunas visas que exigen determinado tiempo de trabajo con un empleador, por ejemplo. Infórmate del procedimiento que deberías de seguir en el caso de que tu empleador decida terminar tu contrato. ¿Estarías obligad@ a salir del país inmediatamente o tendrías la oportunidad de permanecer en el país mientras buscas otro trabajo? En el caso de que puedas permanecer, ¿durante cuánto tiempo sería?

Las condiciones de trabajo varían entre países y en algunos destinos puede ser más complicado que en otros. Si tienes dudas respecto a las regulaciones del país en donde quieres trabajar, una buena opción es acudir al consulado del país en tu ciudad y aclarar todas tus inquietudes con expertos en temas de relaciones internacionales. La inversión valdrá la pena, además de que te ahorrará tiempo y te sentirás más seguro del paso que vas a tomar. Las páginas oficiales de los gobiernos, tales como www.gov.uk, www.usa.gov and www.australia.gov.au, también ofrecen asesorías en temas legales.

2. Saca las cuentas – pretensión salarial, impuestos y costo de vida.

Es imprescindible que, luego de saber cuál es tu sueldo, tomes en cuenta la retención de impuesto y el costo de vida. Primero que nada, haz las cuentas de lo que vas a recibir después de la deducción de impuestos. Después investiga cómo funciona el alojamiento y el transporte y cuál es el nivel general de precios de la comida. Con esta información te darás una idea del estilo de vida que podrás llevar en tu nuevo destino.

No te olvides de considerar los costos de viaje y mudanza. ¿Necesitas llevar contigo artículos personales o comprar cosas para tu nueva casa? Si ya tienes una oferta laboral de alguna empresa, pregúntale al encargado de Recursos Humanos si la compañía puede apoyarte a cubrir algunos costos de relocalización.

3. Condiciones laborales – Horario, feriados, vacaciones, seguro médico

Es muy probable que el horario laboral y las condiciones vacacionales en tu nuevo destino sean muy distintas a lo que estás acostumbrad@. Por ejemplo, en Estados Unidos se trabajan 40 horas a la semana y los trabajadores se toman un promedio de 10 días de vacaciones mientras que en el Reino Unido se trabajan entre 35-37 horas a la semana y el mínimo de vacaciones es de 28 días.

El seguro médico también es un factor importante ya que los costos médicos son altos en la mayoría de países. Averigua si tu empleador te proveerá con seguro médico o contrata un seguro médico internacional si primero vas a viajar y dkaplanespués comenzarás a buscar trabajo.

4. Choque cultural

Entrar en contacto con una nueva cultura puede ser una experiencia muy emocionante pero al mismo tiempo es un gran reto acostumbrarte a tradiciones y estilos de vida diferentes. Intenta mantener una mente abierta y curiosa y procura no pasar todo el día en la oficina. Aprovecha de conocer todo lo nuevo que tiene la ciudad para ofrecerte – ve a conciertos y exhibiciones, visita galerías y museos, deléitate de la gastronomía, viaja los fines de semana. Ten siempre presente las razones por las cuales decidiste mudarte al extranjero; tener esto en mente hará que tu proceso de adaptación sea más llevadero y te ayudará a disfrutas más. No lo olvides, ¡estás cumpliendo uno de tus sueños!

5. Mantén contacto con tus raíces – Familia y amigos

Mudarse al extranjero es una decisión muy importante y seguro que afectará a tu familia. Tanto la distancia como el costo de viajar serán dos factores que determinarán qué tan seguido podrás visitar a tu familia o ellos a ti. Toma en cuenta la cantidad de tiempo que pasarás a solas y el cambio horario entre países e intenta organizar espacios para poder hablar con tu familia y amigos ocasionalmente. Recuerda que ahora más que nunca la tecnología acerca a quienes están lejos.

Recuerda que mientras más informado estés acerca de tu nuevo destino, más sencilla será la transición. No dejes que los retos que se presenten en el camino te desanimen; después de todo vivir y estudiar en el extranjero es una experiencia de vida incomparable y vale la pena hacerla tuya. Aprende inglés de negocios en alguna de nuestras escuelas.

Fuente: Blog Kaplan International English

, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *