Cada vez son más las personas que se animan a dar clases particulares por videoconferencia. Este sistema permite enseñar con mayor flexibilidad horaria y sin preocuparse por los desplazamientos. Sin embargo, la larga tradición de enseñanza presencial genera algunos prejuicios entre estudiantes y docentes. ¿Va a funcionar la interacción durante la clase? ¿Seremos capaces de crear un clima serio? ¿Tienen que ser más baratas las sesiones a distancia? Como pasa siempre con fenómenos relativamente nuevos, antes de empezar conviene informarse. Y la mejor manera de hacerlo es pedir consejo a las personas que ya lo han probado. En este post, te presentamos cinco consejos básicos para dar clases de refuerzo por Skype. ¡Atrévete a marcar la diferencia!

Si has estudiado en una universidad online, es probable que alguna vez hayas recibido una clase por videoconferencia. Estas sesiones te pueden servir como inspiración para empezar. De todas formas, ten presente que las clases particulares se caracterizan por la proximidad con el alumno. Este será tu gran reto: crear un clima cercano sin interacción presencial. Una buena idea para romper el hielo es hacer una videoconferencia previa con el alumno para intercambiar impresiones. ¿Qué espera de las sesiones? ¿Qué puedes ofrecer como profesor? Si el alumno no ha probado nunca el sistema online, puedes plantearte la opción de impartir una primera clase gratuita. Aunque a nadie le gusta trabajar sin cobrar, este sistema te puede aportar más beneficios a largo plazo. ¡Tú decides!

Microsoft 365 Certified
Cas Training
1001-2000 €
Ver más
Curso de Ofimática. Office 365
Ágorastur Formación
Precio a consultar
Ver más

¿Cómo puedo impartir buenas clases por Skype?

  1. Ten en cuenta los aspectos técnicos. No puedes empezar a trabajar por videoconferencia sin haber previsto cuestiones básicas de informática. Por ejemplo, es recomendable que tu ordenador funcione correctamente, que tengas la última versión de Skype instalada o que la conexión a Internet no falle.
  2. Prepara tu aula. Cuida el espacio de trabajo, al igual que en una sesión presencial. Procura crear una atmósfera tranquila y sin ruidos. Te puede ayudar elegir un espacio neutro y bien iluminado. Por otra parte, impartir la clase siempre en el mismo sitio contribuye a generar sensación de rigor.
  3. Establece los objetivos de la sesión. Tómatelo en serio y no improvises. Decide qué contenidos vas a exponer y de qué manera. Eso sí, reserva un periodo de tiempo para las dudas y las aclaraciones. Si es tu primera vez, practica en casa para comprobar cuántos minutos tardas en terminar la sesión.
  4. Utiliza todas las prestaciones de la videoconferencia. Las clases por Skype no se limitan a una simple conversación oral. Puedes utilizar presentaciones con diapositivas, adjuntar archivos en PDF, enviar enlaces, puntualizar algún aspecto por el chat, etc. En todo caso, cierra los programas que no necesites antes de empezar: ¡evitarás distracciones!
  5. Busca un sistema eficiente de pago a distancia. Si te resulta imposible ver a los alumnos en directo, puedes recibir tus remuneraciones a través de una transacción. También puedes usar plataformas como Paypal: son seguras y no hay necesidad de dar una cuenta bancaria.

¿Has impartido alguna vez clases por Skype? ¿Cómo valoras la experiencia? Si aplicas otros trucos en tu actividad docente, no olvides que los puedes compartir con nosotros en un comentario. ¡Compartir es avanzar!

OUTLOOK 2010 V
Carval Formación sl
199 €
Ver más
Instalaciones de telefonía (Fibra óptica).
DELENA
199 €
Ver más
, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *