¿Cómo alimentarse de forma consciente?

¿Tienes una relación sana con la comida? Si estás buscando la forma de alimentarte correctamente, respetando las señales de hambre sin dejar de lado el placer que puede proveernos la comida, deberías optar por llevar una alimentación consciente . Esta pretende enseñarnos una manera de alimentarnos adecuadamente, limitando la sensación de hambre y prestándole más atención a los alimentos.

El día de hoy te ayudaremos a descubrir el autocontrol a la hora de comer y su importancia en la salud del organismo. De esta forma, podrás deleitarte con cada bocado sin dejarte llevar por las emociones. En todo caso, cursando la titulación en  Prevención del Sobrepeso y Mejora de la Nutrición podrás ampliar tus conocimientos en estos temas y además, tienes la posibilidad de formarte en la disciplina del coaching nutricional, una herramienta fundamental para fomentar las buenas conductas al momento de alimentarnos.

¿Qué es la alimentación consciente o Mindful Eating?

Probablemente estarás pensando que la alimentación consciente está asociada con la atención plena o el mindfulness. Y estás en lo correcto, ya que el propósito de este tipo de alimentación es tener la capacidad de concentrarnos en la comida que ingerimos, gozando de sus sabores, notando las diferentes texturas y sintiendo el placer que nos genera comer bien.

Si quieres tener una relación más sana con la comida, debes ser más conscientes a la hora de comer.

Beneficios del Mindful Eating

Como sabemos, el mindfulness o la atención plena se refiere a la práctica de estar consciente y atento en el momento, dejando atrás las preocupaciones y obligaciones.

Si esto se aplica a la alimentación, se debe pensar en cómo, cuándo y de qué alimentarse, de esta forma y respondiendo estas preguntas, será más fácil identificar si se está comiendo porque se tiene hambre o porque en realidad influyen otras razones como la ansiedad o estrés.

Estos son algunos beneficios de la alimentación consciente:

  • Ayuda a perder peso

Si bajar de peso está incluido en tus planes además de generar el famoso déficit calórico, la solución es el Mindful Eating ya que te ayudará a controlar la ingesta de calorías innecesarias y a mantener a raya los atracones.

  • Contribuye a una buena digestión

Uno de los aspectos positivos de alimentarse de forma consciente es comer despacio, lo cual favorece en el funcionamiento del intestino.

  • Experiencia gastronómica plena

Si quieres conectarte 100% con los alimentos que consumes y disfrutar de sus beneficios, come con atención plena.

  • Relación sana con la comida

Esta forma de alimentación ayuda a establecer una relación más sana y equilibrada con los alimentos, estando siempre al tanto de las señales de hambre y saciedad. Y al mismo tiempo, estás previniendo los trastornos de la conducta alimentaria, por ejemplo, el trastorno por atracón o la bulimia.

Cómo alimentarse de forma consciente

Para poner en práctica el Mindful Eating, se deben llevar a cabo algunas prácticas esenciales:

  • Come cuando tengas hambre. ¿Cuándo comes, realmente lo haces porque tienes hambre o es hambre emocional? Esta pregunta es fundamental para determinar si de verdad necesitas comer o es algún problema relacionado con el estrés, aburrimiento, gula o ansiedad. En tales circunstancias, es aconsejable entretener la mente con otra cosa y evitar ingerir alimentos innecesarios que pueden perjudicar tu salud y tu dieta.
  • Beber agua. Como sabemos, el agua puede aumentar la sensación de llenura en el estómago. Además, si tomas un vaso de agua antes de cada comida puedes reducir la ansiedad ocasionada por el hambre.
  • Saborea cada bocado. Saborear la comida y disfrutar las sensaciones que nos ofrece cada ingrediente es una de las reglas principales del Mindful Eating o alimentación consciente.
  • Sírvete y come en la mesa. Si quieres dejar de comer por comer, tenemos un truco muy sencillo. Sírvete la comida y lleva el plato a la mesa junto con el agua. De esta forma, podrás enfocarte solo en el contenido y la cantidad del plato sin pensar en cuanta comida dejaste en la cocina.
  • Con tranquilidad y sin prisa. Come lentamente. Expertos dicen que se debe destinar mínimo 20 minutos para comer y obtener esa sensación de saciedad. ¡Ten paciencia!

Poco a poco irás aprendiendo a comer de forma consciente en tu vida cotidiana, todo es un aprendizaje. Puedes empezar por determinadas comidas y más adelante, incorporarás esta práctica en todos los platos.

Además, puedes controlar las ansias de comer dejando los cubiertos en la mesa mientras estás comiendo.

  • Adiós a las distracciones. La ventaja de comer de forma relajada y sin agobios es no tener que mirar el móvil, el ordenador, la televisión o alguna otra distracción que obstaculice la comida. No es recomendable comer de pie ya que serás menos consciente de lo que comes y lo que haces.

Usa todos los sentidos para disfrutar de la comida y aprecia las sensaciones al momento de comer.

  • Reconoce la sensación de saciedad. Un elemento esencial a la hora de alimentarse conscientemente es asimilar las señales de saciedad, de esta forma podrás parar de comer cuando el cuerpo ya no lo exija. No necesitas comer hasta el punto de sentirte lleno, el momento de parar es antes de experimentar esta sensación.
  • Lleva una dieta variada y equilibrada. El equilibrio es fundamental. No te fijes en cada una de las calorías de los alimentos que consumes, intenta llevar una alimentación completa donde prevalezca la variedad, de esta forma podrás reconocer correctamente las señales de hambre real y de saciedad.

¡Entérate de toda la oferta formativa que el Instituto DYN tiene disponible para ti! Ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales de Emagister y encuentra el curso perfecto.

Si ya eres estudiante de este centro, nos encantaría conocer tu experiencia. ¡Déjanos tus comentarios en este formulario!

Descubre la oferta formativa del Instituto DYN

Deja un comentario