El pilates es una de los métodos de entrenamiento más populares en la actualidad. ¡Si te gustaría iniciarte en este método de entrenamiento, no te pierdas esta publicación porque sabrás cómo practicar pilates en casa con una propuesta de ejercicios para principiantes!

¿Qué es el pilates?

Los inicios del pilates se remontan al siglo XX, cuando Joseph Hubertus Pilates creó el método para mejorar su propio equilibrio físico y mental. Para ello, estudió cómo fortalecer el cuerpo humano mediante el ejercicio y buscó la forma de establecer una conexión entre lo físico y lo mental.

El pilates es un ejercicio de carácter anaeróbico que fomenta el control de la respiración y la capacidad de concentrarse en la práctica del movimiento. Es decir, es una técnica que mezcla la fuerza muscular con la relajación, pasando por el control de la respiración y de la mente.

Se trata de un sistema de entrenamiento que aporta estabilidad y ayuda a corregir la postura corporal. Pero además, como sucede en el yoga, el pilates va mucho más allá de ser una actividad puramente física, ya que también se busca la conexión entre cuerpo y mente. Se trata de una práctica cada vez más popular. Pilates en casa, en gimnasios o centros de bienestar, cada vez son más las personas que se animan a practicarlo.

¿Qué ventajas tiene practicar pilates?

Los ejercicios de pilates en casa o en los centros deportivos acostumbran a ser suaves y, normalmente, se pueden realizar tumbados o sentados. Como te explicamos a continuación, las ventajas son muchas tanto a nivel físico como psicológico. ¡Empieza a beneficiarte de ello y suma en bienestar!

Aumenta la concentración

Esta disciplina parte de usar la mente para controlar el cuerpo y encontrar el equilibrio entre ambos. Por ello, una de las características principales del pilates es la concentración, mediante la cual se consigue controlar el movimiento, así como la respiración.

A medida que se va teniendo más práctica de ejercicios de pilates, la concentración aumenta y cada vez se consigue un equilibrio mayor.

Ayuda a controlar el estrés

Al igual que sucede con el yoga, si se decide practicar pilates en casa, también ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad. Una vez finalizada la sesión, se experimenta una sensación de calma, de paz interior y de liberación de tensión corporal. Por lo tanto, se consigue una mejora notable tanto a nivel psicológico como fisiológico.

Favorece el sueño

Como el pilates es una actividad que fomenta la relajación, otra de las ventajas que se consiguen de su práctica es que ayuda a conciliar el sueño. Entre inhalación y exhalación se eliminan toxinas y se consigue una mejor oxigenación tanto interna como externa, y esto ayuda también a un buen descanso.

Mejora la autoestima

La capacidad de coordinación, agilidad y fuerza que se obtiene a raíz de la práctica de pilates refuerza la autoestima. También, los cambios conseguidos mediante el pilates ayudan a mejorar hábitos y a llevar un estilo de vida más saludable.

Corrige la postura del cuerpo

Practicar pilates mejora la postura y aumenta la elasticidad. También, los músculos lumbares y abdominales se tonifican más. Por lo que se tiene mayor flexibilidad y una mayor resistencia física.

Además, se trata de una actividad que se practica con material escaso y, por ello, también es muy fácil realizar los ejercicios de pilates en casa.

5 ejercicios para practicar pilates en casa

Con estos ejercicios básicos se puede empezar a practicar esta disciplina. Eso sí, hay que llegar hasta el límite de uno mismo sin forzar la postura para evitar sufrir lesiones. ¡Anímate a practicar esta rutina de pilates en casa

Roll up

El roll up es un ejercicio factible que consiste en sentarse con las piernas estiradas e intentar coger los pies con las manos (llegando hasta donde se pueda). Realizar series de este ejercicio de 15 segundos repitiéndolo unas 10 veces. A medida que se practica el ejercicio, aumenta la flexibilidad y es más fácil controlar la postura. ¡Ser constante es la clave!

Con este ejercicio tan concreto se trabaja el abdomen y, por otro lado, se relajan los hombros y los músculos de las piernas.

Spine twist o giro de columna

Es uno de los ejercicios de pilates en casa para espalda más populares. ¿Cómo ponerlo en práctica? ¡Muy fácil! Sentarse con las piernas juntas y los brazos estirados a los lados. Inspirar y a la vez girar el tronco tres veces hacia un lado y volver a la posición mientras se expira. Posteriormente repetir el mismo procedimiento en el otro lado. Realizar tres repeticiones en cada dirección.

Con el ejercicio spine twist o giro de columna se trabaja la zona muscular del tronco.

La sierra

La sierra es uno de los ejercicios más recomendables de pilates en casa para trabajar la zona de la cintura. Consiste en sentarse en la esterilla abriendo piernas y brazos. Seguidamente, girar el tronco a la vez que se inhala e intentar llegar al pie izquierdo con la mano derecha. Después, realizar lo mismo a la inversa procurando mantener la espalda recta, sin forzar. Repetir unas cuatro o cinco veces en cada lado y descansar. 

La tijera

Para realizar la tijera hay que tumbarse, estirar las piernas lo máximo posible colocándolas en un ángulo de 90 grados. En esta posición, abrazar una pierna mientras que la otra queda estirada. Aguantar unos segundos y realizar la misma acción con la pierna contraria. Realizar entre 10 y 15 repeticiones.

Mediante esta postura se trabajan las piernas y la espalda.

Rolling back

El rolling back – conocido también como la mecedora – consiste en ponerse tumbado sobre la esterilla abrazando las piernas hacia el pecho. En esta postura, hay que mecerse suavemente de arriba hacia abajo intentando controlar la respiración y el movimiento. Hay que recordar que al llevar la espalda al suelo hay que inspirar y expirar cuando se vuelva a la posición inicial.

¿Qué buscas en Emagister? ¡Si tienes cualquier duda, rellena el formulario!

, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *