¿Te gustaría trabajar como animador infantil? Una de las decisiones más importantes que puedes tomar en algún momento de tu vida es qué deseas estudiar.

No renuncies a tu vocación de dedicarte a aquello que te encanta. Algunas personas tienen claro que desean trabajar en una profesión en la que puedan estar en contacto directo con la educación infantil. La infancia es una de las etapas más felices de la vida. Una de las profesiones en auge en este momento es la de animador infantil.

Un animador infantil es un profesional con formación y experiencia en la animación de eventos temáticos. Lleva la ilusión a través de sus propuestas de actividades para niños. Es decir, es una persona que, desde su posición, une al grupo. Y, además, multiplica el entretenimiento a través de propuestas pedagógicas de diversión adaptadas a la edad de los protagonistas.

Allí donde hay una celebración especial puede asistir un animador especializado. Por ejemplo, en la celebración de una fiesta de cumpleaños o en una Comunión. Los animadores llegan puntuales al lugar de la celebración y ofrecen sus servicios durante el tiempo previsto.

La sociedad ha evolucionado de tal forma que la figura de este profesional es cada vez más demandada por parte de las familias. Familias que cuando concretan los detalles para organizar un acto festivo, piensan en el potencial de entretenimiento que puede aportar este profesional.

Actividades organizadas por un animador infantil

Este profesional es un experto en crear un contexto de presente propicio para el disfrute y la diversión. El animador trabaja en equipo con los padres del niño, que son quienes contratan este servicio. Ellos realizan cualquier indicación que crean conveniente a este experto del entretenimiento. Tiene un amplio catálogo de propuestas para lograr este fin, un inventario de oportunidades de este tipo:

  • Juegos y actividades lúdicas. El profesional propone actividades de diversión para que los participantes se impliquen como protagonistas. La diversidad de juegos y dinámicas sorprende a los allí presentes que no tienen tiempo de aburrirse.
  • Actividades con música que amenizan la fiesta con canciones infantiles que transmiten buena energía. Canciones con una melodía pegadiza que los niños pronto recuerdan.
  • Actuaciones cómicas que alimentan el sentido del humor de los allí presentes. Sin duda, la risa es una materia prima excelente en el trabajo de un animador especializado en este tipo de actos.
  • Dinámicas de baile. Un animador puede sorprender a los invitados con la propuesta de una coreografía muy divertida.
  • Actividades temáticas contextualizadas en un marco específico. Actividades con las que los niños pueden viajar a un entorno diferente en el que se encuentran a través de la imaginación. Una imaginación que es reforzada por la propuesta de una secuencia de actividades orientadas a este fin.
  • También pueden llevarse a cabo actividades de promoción de la lectura a través de la organización de cuenta-cuentos. Actividades con una lectura teatralizada que pone en valor la importancia de los libros.
  • Actividades en inglés. Los idiomas también pueden estar muy presentes en la diversión de una fiesta infantil. El animador también puede proponer dinámicas en este idioma para entretener a los protagonistas.

Habilidades de un animador infantil

¿Cuáles son las características que describen el talento del profesional que se dedica a este trabajo? A continuación puedes leer datos sobre este perfil profesional:

  • Inteligencia emocional y social. Este trabajo se realiza en contacto directo con los niños y sus familias. Por tanto, es un profesional con habilidades sociales, empatía, escucha activa, comunicación asertiva, respeto y amabilidad.
  • Optimismo. Un animador transmite un mensaje a través de su actitud. Por tanto, expresa el optimismo por medio de su presencia consciente en el ahora.
  • Ingenio. Cada fiesta es única e irrepetible. Cada niño que es protagonista de ese evento también lo es. Por esta razón, un animador es una persona ingeniosa que toma decisiones efectivas para personalizar cada acto con recursos creativos.
  • Capacidad para separar la vida profesional del ámbito personal. Puede ocurrir que el animador no esté teniendo un buen día por determinados factores personales, sin embargo, cuando acude al acto que quiere animar debe llevar consigo la ilusión, la alegría y la motivación.
  • Dinámico. Es un profesional que aporta ritmo a la celebración por medio de la propuesta de actividades que rompen con la sensación de aburrimiento que pueden tener los niños ante lo previsible. Además, también es una persona resolutiva. Ya que por mucho que haya planificado el evento a través de un plan de acción previo, en el fluir del momento surgen acontecimientos que debe gestionar. 

Por ejemplo, puede ocurrir que los niños muestren un mayor nivel de interés hacia una actividad que hacia otra de las propuestas. Es un profesional que debe ser resolutivo porque en este tipo de trabajo no existe la rutina en el sentido estricto de la palabra.Cada momento es diferente.

Trabajar como animador

Disfruta del contacto con el universo infantil observando en los niños a grandes maestros. Es decir, un animador es un profesional que aprende cada día algo nuevo a través del trabajo en contacto directo con los más pequeños.

Es alguien a quien su trabajo le hace realmente feliz. Una persona con sentido del humor puesto que la risa es una forma de expresión emocional apetecible en cualquier etapa de la vida.

El animador de niños realiza un trabajo divertido, sin embargo, eso no significa que su trabajo sea un juego en el sentido de una actividad lúdica. La labor que realiza es muy importante y, por tanto, debe inspirar confianza.

Esta responsabilidad se muestra a través de la actitud, las palabras y las acciones. La responsabilidad del deber cumplido alimenta la marca personal de aquel profesional que trabaja en esta temática.

Por tanto, si deseas trabajar como animador infantil, disfruta de esta experiencia. Si buscas un trabajo con altas oportunidades de empleo que incremente tu nivel de empleabilidad puedes considerar esta opción si te gusta la idea y sientes que tienes aptitudes para ello. ¿Te animas?

Fuente: Formainfancia

 

, , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *