A todos los viajeros que todavía continúan haciendo sus cuadernos de viajes. El Ayuntamiento de Los Molinos, en Madrid, ha abierto su primer concurso de esta modalidad que pretende recoger esta tradición de los viajes a través de manuscritos, pinturas, fotografías o cualquier otro medio artístico con el que los trotamundos inmortalizan un lugar y toman sus notas. Una buena iniciativa que valora la originalidad y el trabajo manual en una sociedad cada vez más digitalizada. Pues con la proliferación de los blogs y las páginas webs, aunque muchos aún siguen tomando sus notas para luego volcarlas a este medio, cada vez son menos los que guardan con ellos relatos, imágenes o garabatos analógicos.

Máster en Asesoría Fiscal
Master Fiscal Profesional
5.600 €
Ver más
Postgrado Experto en Derecho Mercantil
ESNECA BUSINESS SCHOOL
380 €
Ver más

El concurso, que ya está en funcionamiento, está abierto a mayores de 16 años de cualquier nacionalidad y tendencia artística. Sólo se podrá presentar un cuaderno de viajes por persona y habrá un único premio dotado de 250 euros. Los trabajos son libres, no hay una extensión determinada. Eso sí, habrá que enviar los originales por correo postal a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Los Molinos, Madrid, antes del próximo 21 de agosto. Dentro del sobre con la pieza, también deberá de incluirse otro más pequeño con los datos del participante: nombre, fecha de nacimiento, correo electrónico, domicilio, teléfono y, en el caso de ser menor de edad, se debe de incluir una fotocopia de la hoja donde aparece el autor en el libro de familia.

Todos los cuadernos recibidos serán expuestos en el ayuntamiento desde el 24 de agosto hasta finales de mes, momento en el que se celebran las fiestas de Los Molinos. El ganador será notificado por correo electrónico y por mail con antelación aunque, para poder optar al premio, será necesario que asista al pregón de las fiestas el próximo 31 de agosto, donde se le otorgarán los 250 euros. El resto de participantes podrán recoger de vuelta sus cuadernos de forma presencial hasta el 9 de octubre, pues el ayuntamiento ha informado de que no se realizarán envíos postales. Todos aquellos que pasada esa fecha no lo hayan solicitado, se dará por entendido que son donadas a la organización pasando a formar parte de los fondos de Los Molinos.

Los cuadernos de viajes son uno de los recuerdos más románticos que el viajero se puede llevar de su experiencia en un país o lugar en concreto. En este caso, no hará falta ser profesional de la fotografía ni del dibujo, ya que también se aceptarán collages o notas tomadas durante el trayecto. Tampoco importará si se trata de un gran viaje, o de una pequeña escapada. Lo valioso de estos manuscritos es la pasión con la que se trata un lugar y la originalidad de mostrarlo, aunque esas notas siempre fueran creadas para uno mismo. En los últimos años, esta tradición se ha ido recuperando por nostalgia y por ser considerada como arte. Este hecho ha provocado la proliferación de los cómics de viajes como los de Guy Delisle o Nicolas Wild, lo que ha dado lugar a numerosos cursos de dibujo o creación de cómics. Muchas ONGs u organizaciones han utilizado este medio para poder recaudar fondos para alguna catástrofe u hecho en concreto, como ha sido el caso del Cuaderno de viaje sobre Nepal del autor Enrique Flores.

, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *