El Instituto de la Mujer dará este 2018 un paso más allá en la asistencia a mujeres con riesgo de exclusión social. Después de la experiencia del proyecto CLARA, el instituto ha decidido ampliar horizontes con la aplicación de ‘Empléate para la igualdad’, un programa que pretende ser la versión mejorada de CLARA. Pero, ¿por qué ‘Empléate para la igualdad’ marca la diferencia? Pues, por ejemplo, porque también se ofrece en poblaciones rurales. De hecho, este servicio estará presente en ocho localidades con menos de 30.000 habitantes. “Hay un problema demográfico que hay que atajar, y las mujeres son esenciales en este aspecto. También las jóvenes, que son el futuro, para ampliar sus oportunidades”, explica Luis Simo, subdirector de Programas del Instituto de la Mujer.

En resumen, los objetivos principales del proyecto son los siguientes:

  • Incrementar la empleabilidad de las mujeres mejorando su cualificación.
  • Promover una mayor participación social.
  • Fomentar su autonomía personal y económica.

Además, esta edición pondrá el foco en mejorar la inserción laboral de las mujeres con discapacidad, que sufren una doble discriminación en el mercado de trabajo. ¿Cómo funcionará ‘Empléate para la igualdad’? De momento, habrá dos convocatorias bianuales (2018-19 y 2019-20) con 20 programas cada una: 12 en municipios de más de 30.000 habitantes y ocho en localidades que no lleguen a esa población. La convocatoria estará disponible en los próximos días en la web del Instituto de la Mujer. ¿Y tú? ¿Quieres saber más sobre igualdad de género y feminismo? ¡Consulta los cursos disponibles en Emagister y ponte manos a la obra! ¿Con cuál te quedas?

Postgrado Experto en Igualdad de Género
LAW & SAFETY SCHOOL
495 €
Ver más
Máster en Igualdad de Género
ESNECA BUSINESS SCHOOL
595 €
Ver más

¿Qué podemos aprender del programa ‘Empléate para la igualdad’?

  1. Los resultados del proyecto CLARA, muy positivos. Ana María, Patricia y Nada fueron usuarias de CLARA durante estos últimos meses. Las tres explican, en declaraciones al diario El País, que el programa las ha ayudado a mejorar su autoestima y a manejarse en el mundo laboral. De hecho,  el 40% de las participantes que han finalizado el programa ya tiene un trabajo.
  2. El entorno rural, especialmente vulnerable. A menudo, los programas de inserción laboral se centran en los puntos geográficos donde hay más población. Sin embargo, conviene no olvidar las localidades con menos habitantes, ya que las posibilidades de tejer una red de contactos son bastante más reducidas.
  3. La escuela, una pieza fundamental en la igualdad de género. El machismo es un problema estructural de nuestra sociedad. Así pues, conviene que los centros educativos fomenten la igualdad entre niños y niñas ya desde los primeros cursos escolares.

Fuente: El País

Máster Gestión de RRHH y Dirección de personas
EUROPEAN BUSINESS FACTORY
más de 9000€
Ver más
Grado en Trabajo Social
VIU - Universidad Internacional de Valencia
A consultar
Ver más

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *