“Nunca es tarde si la dicha es buena”. Con este refrán podríamos resumir la historia de Miguel Castillo, un valenciano de 80 años que hoy mismo inicia su aventura de Erasmus en Italia. Notario de profesión, jubilado, con 3 hijas y 6 nietos, Castillo se ha convertido en una especie de celebrity en su facultad de la Universidad de Valencia, ya que los periodistas hacen cola para poder entrevistarle, los profesores se paran para saludarle y sus compañeros lo tienen como un referente.

Todo comenzó poco después de jubilarse cuando, lo que tenía que ser una vida tranquila y placentera, se truncó al sufrir un infarto y tuvo que ser operado para implantarle un cuádruple bypass. En ese momento, decidió que su vida no iba a basarse en pasear o llevar a sus nietos al parque y que quería volver a estudiar: “Al poco de recuperarme, me dije: ‘Me gustaría hacer algo que no fuera lo clásico del jubilado de sestear. La Historia siempre me ha llamado la atención, me interesa toda la materia, aunque sobre todo la contemporánea“. Ahora se considera un alumno más. Asiste a clase, se intercambia apuntes con los compañeros, pide ayuda y la ofrece. “El trato que recibo es excelente, la edad no es un problema”, asegura.

American Studies, BA (Hons)
Swansea University
Precio a consultar
Ver más
Grado en Humanidades
UNIR
4001-5000 €
Ver más

Hace ya 3 años que Miguel está estudiando la carrera de historia y, alentado por uno de sus profesores, decidió pedir la beca Erasmus a Verona, la cual le concedieron. Sabedor de la fama de cierto desenfreno que rodea la beca Erasmus, Castillo sólo puede bromear al respecto: “Procuraré, dentro de mis limitaciones, seguir la trayectoria de quienes me han precedido. Pero hay que tener en cuenta que me acompaña mi esposa y por esa razón viviremos en un apartamento. Compartir la fiesta del pijama en el colegio mayor sería un poco raro a nuestra edad”.

La historia de Miguel puede entenderse como un ejemplo de superación, como una curiosa anécdota o como un espejo para muchos, pero de lo que realmente se trata es de aprovechar la vida al máximo y nunca dejar de hacer lo que te apasiona, en cualquier momento. La formación no entiende de edades y no debería tener barreras. Los 80 son los nuevos 20, y si no, que se lo digan a Miguel, un octogenario con toda la vida por delante.

 

, , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *