¿Puede la tecnología frenar el fracaso escolar? El dato habla por sí solo. España es el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de fracaso en las aulas. Un 18,3% de alumnos de entre 18 y 24 años abandonan sus estudios de Secundaria de forma prematura y posteriormente no acceden a ninguna otra formación. La cifra ha disminuido considerablemente desde 2008, pero los expertos siguen buscando fórmulas para reducir la tasa.

¿Puede ser la tecnología una solución eficaz? Quizás sea uno de los caminos. Los teléfonos móviles, ordenadores y Tablets son el pasatiempo favorito de las nuevas generaciones. Otro dato a tener muy en cuenta es que uno de cada cuatro menores de 10 años ya tiene un teléfono móvil propio.

Los niños y niñas nacen imbuidos en la sociedad TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Si ya se les conoce como nativos digitales porque crecen, consumen y se divierten con las nuevas tecnologías, ¿por qué no educarles a través de ellas?

Niños y niñas con móviles: no tan perjudicial como parece

Mientras que para algunas personas es un error que los niños y niñas tengan acceso a Internet sin apenas control, existe una ventaja que muchos centros educativos y profesores ya tienen en cuenta: la precocidad a la hora de descubrir las TIC puede ser favorable de cara al futuro del menor.

Como en muchos otros ámbitos, la tecnología también se abre camino poco a poco en el sector de la educación y presenta comodidades que no ofrecen los tradicionales libros ni las clases presenciales. Es la nueva educación 3.0.

Motivación, comodidad, flexibilidad, potenciación de la creatividad, libertad de aprendizaje y preparación para el mercado laboral son algunas de las ventajas del cambio.

Y es que a los más jóvenes les motiva más aprender a través de un dispositivo que desde un libro de papel. El aprendizaje más visual, efectivo y atractivo para el alumno. Actualmente existen aplicaciones móviles para todas las edades. Los más pequeños pueden aprender los números o a aprender a leer y los adolescentes cuentan con apps para tomar notas de manera fácil, hacer presentaciones o vídeo tutoriales de diversos temas.

El alumno elige entre ciento de opciones. Él elige qué quiere aprender a cada momento. Con hacer clic los jóvenes y no tan jóvenes llegan a contenidos educativos intuitivos, divertidos, diversos y de gran calidad.

Los orientadores sociolaborales, fundamentales en la nueva educación

La tarea de impartir una formación 3.0. es ventajosa, pero no es sencilla y queda camino por recorrer. Y es en este punto donde entran en juego los orientadores sociolaborales. Ellos deben ser quienes guíen a los jóvenes y no tan jóvenes. Pero primero deben ser ellos los que tengan una base sólida en nuevas tecnologías. Conocer la importancia de las herramientas TIC, conocer figura del teleorientador o utilizar programas específicos para guiar al alumno en su orientación laboral son una parte fundamental en la nueva educación.grupofemxa-logoprin

Pero no todo es luz el mundo tecnológico. Puede ser un arma de doble filo si no se sabe utilizar correctamente. El fácil acceso a contenidos inapropiados, las distracciones o las adicciones pueden causar el efecto contrario. Ahí es donde los orientadores deben actuar: formar sobre la formación, poner en valor la importancia del buen uso de Internet y motivarles para utilizar las tecnologías de manera sana y didáctica.

Fuente: Grupo Femxa
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *