“¡Porque la vida puede ser maravillosa!”. Con esta mítica frase, Andrés Montes entretenía sus narraciones en un tono que hacía que la gente se enganchara a las retransmisiones. Ser periodista es, ante todo, una aptitud que los grandes periodistas deportivos españoles saben comunicar a los presentes en aquello que hacen. Es una capacidad que se construye con el paso del tiempo. Cada comentarista la desarrolla con su estilo con el objetivo de establecer una bidireccionalidad con la audiencia.

Por qué sobresalen los periodistas deportivos españoles

A nivel mundial se reconoce a los narradores y comentaristas deportivos en España, como uno de los grupos más potentes tanto a nivel personal como a nivel laboral. Y es que en este país, el carisma mueve a millones de personas y transgrede fronteras. Una manera de ser que se diferencia por expresar una serie de situaciones:

  • Son periodistas profesionales…. o no. Algunos periodistas deportivos, como José María García o, más recientemente, Juanma Castaño o Manolo Lama son personas que se han dedicado profesionalmente al periodismo deportivo desde sus inicios. Actualmente hay personas “recién incorporadas” a este sector tan concreto. Son, normalmente, ex deportistas profesionales (como el ex portero del Atlético de Madrid Germán “Mono” Burgos o Hugo “el Loco” Gatti). Han decidido dar un paso adelante en el mundo de las narraciones y poner su experiencia deportiva al servicio del periodismo. 
  • Se encuentran en todos lados. El periodismo no es algo frío y monótono. Los periodistas deportivos españoles han dado el salto a los distintos medios de comunicación (radio, TV, prensa escrita…). Es fácil verlos, escucharlos o leerlos. Desde Josep Pedrerol hasta Alfredo Relaño pasando por Pepe Domingo Castaño. Aquí se pueden encontrar a todos estos periodistas deportivos españoles en cualquier soporte comunicativo.

Asimismo, también se puede ver a la periodista deportiva asturiana Lara Álvarez presentando el reality “Supervivientes”. O a Fernando Ramos (usual como colaborador en programas del corazón) como tertuliano en “Estudio Estadio”, de TVE.

  • Trabajan en un entorno con mucha notoriedad. Hacerse camino en el entorno del periodismo deportivo es bastante asequible. Más incluso que en otros sectores del periodismo. Y es que, a pesar de que ocasionalmente los periodistas deportivos españoles (como la familia Prats: abuelo, padre e hijo) constituyan una leyenda dentro del periodismo español, lo más usual es que su éxito se corresponda con un entorno muy notorio.

Ser un gran periodista deportivo

Con lo expuesto hasta ahora, para ser periodista deportivo lo más importante es tener motivación. Como es obvio, los periodistas deportivos necesitan, como en cualquier otra profesión, formación. A diferencia de otras profesiones más comunes, el periodismo deportivo requiere de unas peculiaridades particulares:

Competencias personales

  • Talento para conectar con el público. Ser periodista es explicar una historia a un gran número de personas. Por eso, lo esencial es que el público entienda de una manera fácil y directa el mensaje. Cabe añadir, también, que en este tipo de periodismo aún adquiere una gran importancia la comunicación no visual. Y es que actualmente una gran cantidad de periodistas españoles siguen trabajando en la radio porque su calidad les permite trabajar en un medio que requiere de una gran capacidad descriptiva y de un estilo muy propio en las narraciones.
  • Gran movimiento. El deporte es un lenguaje universal. El fútbol, el baloncesto o las carreras de coches o motos se practican a lo largo y ancho del universo. Circuitos de tenis como el Circuito ATP o las temporadas de Fórmula 1 (F1) o Moto GP se desarrollan durante todo el mundo en ciudades diferentes. Eso explica que los periodistas deportivos deben tener una importante adaptación para poder viajar allí donde se celebre el evento deportivo en cuestión. 
  • Gran capacidad de adaptación. Con lo expuesto hasta ahora, el deporte abarca una gran cantidad de disciplinas. Existen casi tantos deportes como se puedan imaginar y a excepción de que haya un experto en uno de ellos (hay grandes periodistas especializados en fútbol, motos, coches o baloncesto), lo normal es convertirse en polifacético, especialmente si se trabaja en la redacción de un medio de comunicación, ya sea radio, televisión o prensa. De aquí la importancia durante la formación para interiorizar el dominio en el mayor de los sectores posibles y, así, tener un amplio espectro de posibilidades para encontrar trabajo en el sector.

Otras capacidades

  • Mentalidad total. Ser periodista deportivo no se concreta sólo a narrar eventos o participar en tertulias deportivas. Con el paso de los años, se puede solicitar la presentación de otro tipo de programa o de formar parte de actos promocionales (anuncios). No hay que tener miedo al cambio, ¡esto también forma parte del periodismo!
  • Agilidad en las redes sociales. Actualmente, los medios de comunicación no se entienden sin las redes sociales. Los grandes programas o eventos deportivos poseen perfiles en la mayoría de redes sociales. Éstos, se deben administrar mediante unas grandes cualidades comunicativas. Además, es interesante ganar conocimiento mediante el SEO. Comunicar mediante redes sociales implica comunicar con un gran dinamismo en lo que a la lectura y a lo visual se refiere.

Tal y como se ha contado, los periodistas deportivos españoles provienen de una gran diversidad de campos. Pero todos ellos tienen algún punto en común: una gran motivación por su profesión. Motivación para hacer gala de una aventura tan trepidante como es la del periodismo deportivo.

¿Ya conoces la web de Emagister? ¡Si tienes dudas, envíanos un mensaje mediante este link!

, ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *