Encontrarse durante bastante tiempo buscando empleo puede hacerte pensar muchas veces que conoces los mejores secretos y las claves para ser contratado. No es así. Existen muchas afirmaciones que la mayoría de la gente da por hecho y que están muy lejos de la realidad. Estas son las más populares:

Para conseguir trabajo solo necesitas la preparación necesaria

Estar perfectamente cualificado y tener las habilidades para el empleo que buscas es sin duda un factor muy importante. Al fin y al cabo, optar por un puesto de ingeniero informático cuando en realidad no lo eres no tiene sentido, ya que no podrás contribuir a la empresa. Pero, por muy importante que sea, no lo es todo.

MÁSTER EN FORMACIÓN PARA EL EMPLEO.
ESCUELA EUROPEA VERSAILLES
1.400 €
Ver más
MÁSTER EN FORMACIÓN PARA EL EMPLEO
ESCUELA EUROPEA VERSAILLES
1.400 €
Ver más

Saber transmitir una buena actitud es vital para que el reclutador se fije en ti más allá de tu currículum. Por otra parte, una vez conseguido el empleo no puedes centrarte únicamente en hacer tus tareas: debes adecuarte al ambiente profesional y a tus nuevos compañeros, siendo amigable y dando conversación.

Enviar tu currículum por correo postal demuestra que estás muy interesado en el trabajo

Mandar por carta tu postulación ha pasado en escasos veinte años de ser algo totalmente normal a algo inaceptable. Aunque de esta manera te asegures de que la empresa lo está recibiendo y que muy probablemente lo leerá, no es una buena manera de hacer que lo vea.

En un mundo donde todo se está convirtiendo en digital, con esta acción estás dando a entender que estás totalmentedesactualizado y posiblemente tu CV acabará en la basura. Hacer todo lo posible para entrar dentro del proceso de selección no quiere decir que sea lo más adecuado. Céntrate en tener un currículum bien diseñado y de calidad y el seleccionador contará contigo sin necesidad de innovar en cómo hacerlo llegar.

Nadie lee las cartas de presentación, no la necesitas

La carta de presentación es un recurso muy minusvalorado en la búsqueda de empleo. En ocasiones se tiende a pensar que no es necesario presentarla ante las empresas cuando se envía un currículum. Es cierto que muchos reclutadores no se molestan en leerlas, pero son minoría; y aunque no la lean, jamás te restará puntos.

Una carta de presentación es una herramienta extra para venderte a ti mismo, y puede ayudarte a explicar diferentes aspectos de tu currículum que no están bien profundizados o añadir pinceladas de tus anteriores experiencias. También es muy beneficiosa cuando has trabajado en diferentes puestos que aparentemente no están conectados con el que te presentas y precisan de aclaración.

Cambiar de profesión es imposible

Hoy en día existen muchos cursos y herramientas digitales que puedes utilizar para aprender nuevas habilidades y actualizar tus conocimientos. Muchas veces, se pueden relacionar con tu profesión diferentes factores que enriquecerán aún más tu currículum.

Cambiar radicalmente tu ocupación no será fácil, pero puedes empezar con un trabajo a tiempo parcial para coger experiencia e ir escalando posiciones poco a poco. Lo más importante es que no haya una temporada vacía en tu historial laboral.

Buscar trabajo solo consiste en consultar las ofertas

No debes limitarte a esperar que llegue la oportunidad de conseguir tu puesto ideal ojeando las ofertas diarias. Es posible que haya días, o incluso semanas, en los que no encuentres nada interesante, pero no por ello debes cesar en la búsqueda. Mantener tus perfiles profesionales actualizados, informarte sobre las empresas que te atraen junto con sus últimas novedades y mostrar interés por las mismas son rutinas que debes acoger.

Existe una gran diferencia entre los perfiles de personas desinteresadas y los que muestran interés, y eso las empresas lo saben reconocer. Además, ten en cuenta que hay un importante número de compañías que no publican ofertas de empleo, si no que sencillamente se limitan a rastrear las redes sociales y contactar con las personas que les interesan. Uno de ellos podrías ser tú.

Nunca conseguiré el trabajo de mis sueños

Si deseas algo, tienes que hacer que suceda. Cuanto más investigues acerca de la empresa donde te gustaría trabajar, más podrás adaptarte a sus necesidades y estarás más cerca de conseguirlo. Además, no dudes en mandar tu currículum y tu carta de presentación aunque no hayas visto una oferta publicada. Recuerda que hay compañías que no publican que necesitan personal en plataformas y que recurren a currículums que les han ido enviando a lo largo del tiempo o a las redes sociales.

Por otra parte, no debes centrarte solo en una empresa. Aunque una sea la ideal, seguro que habrá muchas más que te ofrezcan el mismo puesto y las mismas condiciones que te harán igual de feliz.

En una entrevista de trabajo el empleador tiene el poderImplika

Considera las entrevistas de trabajo como una calle de doble sentido. El reclutador está intentando ver si encajarás bien en la empresa, y es precisamente lo mismo que tú debes hacer. No debes escoger cualquier oferta simplemente porque estés en el paro; muchas veces no son adecuadas y no cumplen con tus expectativas, por lo que influirá negativamente en tu experiencia laboral. Aprovecha la oportunidad para hacer el mayor número de preguntas posibles y descubrir si te convendría y si te daría la oportunidad de escalar profesionalmente.

Todos los sitios web de empleo son iguales 

Aunque en muchos portales ofrezcan las mismas opciones, no todas son iguales. Algunos están especializados en determinado sector, y es en el que se centrarán esas empresas. Además, estar presente en todos te sumará posibilidades y te dejará rellenar tu perfil de diferentes formas. Si en Recursos Humanos te encuentran más de una vez y con facetas añadidas, enriquecerá su opinión sobre ti y entenderán que estás muy interesado.

Encontrar empleo no es fácil, pero ser insistente en tu búsqueda y confiar en ti mismo son claves para conseguirlo. Nunca debes abandonar. ¡Tú puedes!

Fuente: Blog Implika Formación

, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *