¿Cuántos tipos de peelings existen y cuáles son sus beneficios?

El peeling es un tipo de cuidado facial muy utilizado para restaurar la luminosidad de la piel, suavizar y regenerar la piel. Pero debes saber que existen diferentes tipos de peeling, ninguno de ellos invasivo. Si quieres saber cuáles son y qué ventajas nos brindan, sigue leyendo.

¿Qué es un peeling?

Ya sea en la cara o el cuerpo, los poros de nuestra piel absorberán muchas partículas tóxicas que tienden a dañarlo. Además, las células dérmicas mueren y se regeneran constantemente, por lo que nuestra piel se verá afectada si no nos hacemos cargo. Ante este panorama, muchas personas acuden a su centro de estética de confianza para remediarlo.

A grandes rasgos, el peeling es un tratamiento que se utiliza para exfoliar la piel. Como ya hemos comentado, es una técnica no invasiva que se puede aplicar a cualquier parte del cuerpo, aunque suele ser en el rostro.  

Del mismo modo, cada tipo de peeling es diferente (lo explicaremos más adelante), por lo que las técnicas y productos utilizados también son diferentes. Esto hace que sea imprescindible acudir a un experto en belleza, porque será capaz de evaluar mejor cada situación y recomendar el mejor tratamiento para tu tipo de piel.

¿Cuáles son los beneficios del peeling?

No importa qué tipo de peeling optemos, todos aportan una serie de beneficios a nuestra piel:

  • Rejuvenecen la tez
  • Emparejan el tono de la piel
  • Aportan firmeza
  • Reducen los poros dilatados
  • Quitan las manchas
  • Suavizan las cicatrices
  • Regeneran los tejidos y aporta luminosidad y elasticidad a la piel. Además, la deja más suave y tersa
  • Suavizan las arrugas
  • Elimina manchas y marcas de acné
  • Es una alternativa no quirúrgica al envejecimiento de la piel

¿Cuáles son los tipos de peeling disponibles en el mercado?

Peeling químico

Se utilizan cremas exfoliantes o ácidos abrasivos (como los alfa hidroxiácidos) para eliminar la capa superior de la piel y eliminar manchas.

Peeling mecánico

Se usa un cepillo, torno, piedra, vidrio o papel de lija para pelar la piel. La dermoabrasión de diamante afilado, es un ejemplo de este tipo de exfoliación. Esto erosionará las capas superficiales de la piel, promoverá su regeneración y difuminará arrugas, marcas e imperfecciones.

Peeling ultrasónico

Se utiliza ultrasonido para limpiar la piel a fondo. Con esto, se logra desbloquear los poros, se reducen las imperfecciones y los ingredientes activos penetran en la dermis.

Peeling físico

Puede mejorar la apariencia general de la piel, rejuvenecerla y eliminar las líneas finas y las áreas lesionadas. Además, estimula la producción de elastina y colágeno.

Peelings según la intensidad o profundidad

Dependiendo de qué tan profundamente afecten la piel, se pueden usar tres tipos de exfoliantes:

Superficiales

Son los más suaves y pueden actuar sobre la dermis más externa. No despega la piel y no estimula la dermis.

Medios

Como sugiere el nombre, su nivel ofensivo es medio. Se usa ácido para renovar la superficie y las capas medias de la piel, haciéndola más fuerte que antes. Está indicado para eliminar cicatrices y reducir arrugas.

Profundos

Es el más agresivo porque además de mostrar mejores resultados y durar más, también afecta y actúa sobre la capa más profunda de la piel. Suele utilizarse cuando la piel está muy deteriorada.

¿Te pareció interesante este artículo? Puedes revisar toda la oferta formativa de INENKA BUSINESS SCHOOL, o ponerte en contacto con Emagister y resuelve cualquier duda con nosotros.

Si eres ya un estudiante de este centro y quieres valorar tu experiencia, ¡deja tu opinión gracias a este formulario!

Descubre toda la oferta formativa de INENKA BUSINESS SCHOOL

Deja un comentario