Estudiante, aprende a gestionar tu tiempo

Como sabemos que el “Tiempo es oro” y tus estudios son importantes, hemos creado este post con consejos útiles para organizar tus actividades y sacarle el máximo partido al tiempo que le dedicas a estudiar ¡Buena suerte en la gestión de tu tiempo!

Planificación

  • Antes de comenzar un año académico o tu período de exámenes, es importante que tengas planificado  cómo llevarás a cabo todas las actividades y responsabilidades que tienes que cumplir.
  • Para organizar tu tiempo primero debes establecer en qué lo gastas y luego definir en qué necesitas invertirlo.
  • Define en qué quieres o necesitas invertir tu tiempo: Estudiar, preparar un examen, hacer un trabajo de prácticas, una tutoría etc.
  • Escribe un listado diario de cosas por hacer, identificando las prioridades. Prueba tu horario personal durante una semana y entonces revisa qué cosas has trabajado bien, no tan bien y cuáles son los cambios que necesitas hacer.

Tiempo de estudio

  • Antes de comenzar con tu plan de estudio, responde a estas preguntas: ¿Cuándo y dónde estudio mejor? ¿En qué momento del día? ¿Necesito días o semanas para estudiar la asignatura pendiente? ¿Puedo definir un horario de estudio, con hora definidas? Aunque no lo creas, el responder a estas interrogantes, te será útil para organizarte y optimizar tu tiempo.
  • Sigue el ritmo de los estudios, es básico para que no pierdas el hilo y  no te encuentres al final del curso con una gran carga de material. El uso de tu calendario con el registro de tus actividades y un listado de tareas diarias, te permitirán distribuir de mejor manera tus obligaciones académicas.

Compromiso

  • Cumplir los plazos es importante y esto requiere planificar con antelación los periodos de tiempos de los que se dispone.
  • No dejes las cosas para más tarde.
  • No dejar todo para el día siguiente cuando las tareas parecen difíciles, confusas o muy extensas. -Terminar con tus tareas pequeñas o asequibles
  • ¡No olvides utilizar tu agenda!

Realiza un trabajo progresivo

  • Al comenzar el estudio, empieza por tareas de dificultad media, sigue con tareas de dificultad alta y termina con actividades que exijan un menor nivel de concentración.
  • Procura tener un ritmo de trabajo constante y no aumentar la carga de trabajo los último días de un examen o de la entrega de un trabajo práctico.

Descansa y duerme bien

  • Tomar descansos o planificar los tiempos de relajación. Acumular estrés o cansancio no benefician los momentos de estudio, te restan concentración y optimización del tiempo. Estudiar cuando estamos cansados o tras una agotadora jornada de trabajo es improductivo.

Practica a decir que NO

  • NO es una palabra que debes aprender a utilizar. No debes aceptar todas las proposiciones que te hacen tus colegas o amigos.  A veces hay que anteponer tu propio tiempo al de los demás, sobre todo cuando has establecido tus prioridades.

Recompensas

  • Ten momentos de recompensas. Luego que has realizado un trabajo o has estudiado para un examen, da un paseo, ve tu programa favorito o reúnete con tus amigos.

Combate a los ladrones del tiempo

  • Identifica a tus propios ladrones del tiempo y evítalos. Los más comunes suelen ser: interrupciones, desorganización, no establecer bien las prioridades, pesimismo en la valoración de las propias capacidades  o el potencial de trabajo, no delegar y postergar tareas,  precipitación en la toma de decisiones, entorno desordenado, falta de planificación, urgencias e imprevistos, dispersión, falta de disciplina. ¿Cuál es tu ladrón?

Máster Universitario en Tecnología Educativa
Universidad a Distancia de Madrid - Masters
Precio a consultar
Ver más
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Deja un comentario