La auditoría es una profesión muy demandada, tanto en España como en el extranjero. Todas las medianas y grandes empresas tienen que ser auditadas obligatoriamente por ley y deben contar con auditores independientes y objetivos para realizar este trabajo. Eso hace que el puesto de auditor sea muy necesario. Además, las multinacionales tienen la obligación de tener equipos de auditoría interna que controlen los procesos diarios de la empresa y se aseguren de que todo está en orden según las normativas vigentes.

¿Pero a qué se dedica exactamente un auditor? Normalmente, se centra en el área administrativa, legal, financiera, fiscal y contable. Sin embargo, su visión es transversal, integral e integradora. De hecho, como maneja información confidencial y de sumo interés, el auditor es un profesional que deber ceñirse, en todo momento, a códigos de ética y de conducta. En resumen, el trabajo de auditor es un trabajo duro, muchas horas y mucho esfuerzo, pero se ve recompensado con un alto grado de aprendizaje, trabajo en equipo, ascenso progresivo, y, en ocasiones, viajes que hacen crecer, tanto personal como profesionalmente. Aquí te presentamos el perfil de auditor más completo.

Máster en Dirección de Recursos Humanos
EAE Online – Blended
A consultar
Ver más
MASTER OFICIAL EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES (PRL) Y COMPLIANCE OFFICER
Universidad Nebrija - PRL
2.970 €
Ver más

Las 5 funciones más importantes del auditor de una empresa

  1. Identificar áreas de mejora. El auditor debe recoger datos e información relevante de todos los departamentos de la organización para llegar a conclusiones válidas y fiables sobre su funcionamiento. A partir de los métodos, políticas, procesos, etc. instalados en la empresa, se trata de proponer oportunidades de mejora y mecanismos de control para corregir posibles ineficiencias en el sistema.
  2. Priorizar acciones de optimización. Dado que su principal objetivo es la mejora de la productividad en los procesos internos de la empresa, el auditor, con la Dirección General y el CFO (Dirección Financiera) como máximo responsable, impulsa acciones para optimizar la actividad en busca de un producto o servicio competitivo y eficiente (en cuanto al uso de recursos, incluidas también las personas y el tiempo disponible).
  3. Establecer políticas y procedimientos. Estas acciones deben encuadrarse en un marco regulado dentro de la organización. Esto conlleva establecer procedimientos, protocolos o políticas internas, dentro de la normativa y legalidad vigente del país, bajo un criterio objetivo, a la vez que aprobado por la Dirección General o Financiera.
  4. Implementar y evaluar. El auditor, bajo la supervisión y responsabilidad directa de la Dirección General o Financiera, supervisa la implementación de estas políticas y procedimientos. De este modo, identifica, en un proceso de evaluación y de mejora continua, los posibles errores y malas prácticas, para actualizar y renovar acciones de mejora.
  5. Dotar de visión. El auditor, una vez evaluados los resultados de las políticas, procedimientos y acciones propuestas por él mismo, facilita a la Dirección alternativas de futuro factibles para alcanzar los objetivos estratégicos de la organización.

Fuente: Pymerang

, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *