El acceso a la educación es un derecho universal, por lo que todo el mundo tiene derecho a formarse independientemente de su situación económica. Sin embargo, es habitual que muchos estudiantes se pregunten: ¿se puede estudiar gratis en España? Pues bien, no hay una única respuesta. ¿Por qué? Muy sencillo: porque aunque el sistema público debe preocuparse de reducir las desigualdades y de ofrecer tasas asequibles, hay costes externos a la matrícula que la mayoría de alumnos deben asumir. Por ejemplo, el material, el transporte, el alquiler del piso de estudiantes, etc. En otras palabras, es posible reducir el precio de la vida universitaria, pero no dejar las facturas a cero.

En todo caso, sí hay una gran diferencia entre las universidades públicas y las universidades privadas. Mientras que las primeras promulgan un acceso igualitario la educación, las segundas se rigen por dinámicas de admisión empresariales y son mucho más caras. ¿Consecuencia? Solo los estudiantes con mayor estabilidad económica pueden acceder a un centro privado. De hecho, el encarecimiento de las tasas públicas fruto de la instauración del Plan Bolonia dificulta, incluso, la matrícula pública a un estudiante de clase baja. Sea como sea, hay algunos instrumentos para reducir el impacto económico del acceso a la universidad: las becas y la exención de matrícula. A continuación veremos cómo funcionan.

Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicación e Informáticos
Politeknika Ikastegia Txorierri
Gratis
Ver más
RUSO: ATENCION AL PÚBLICO
ICADEPRO
Curso gratissubvencionado por el Estado
Ver más

Opción A: conseguir una beca

La opción más habitual entre los estudiantes para ahorrar dinero es solicitar una beca. Antes de hacerlo, hay que tener varios aspectos en cuenta:

  • Las becas más solicitadas suelen ser las ofrecidas por la administración pública. Por ejemplo, las becas del Ministerio de Educación (conocidas como becas MEC) y las becas concedidas por órganos autonómicos.
  • Las becas se dividen por niveles educativos: primaria, secundaria, Bachillerato, FP, grados universitarios, másters, doctorados, etc.
  • Hay empresas y fundaciones privadas que entregan becas cada año para promover la educación y la inserción laboral.
  • Dichas becas pueden tener carácter general (para estudiantes de cualquier titulación) o específico (para estudiantes de una titulación determinada).
  • Las becas públicas suelen valorar aspectos como el currículum académico, el nivel socioeconómico o la distancia entre el hogar y el centro de estudios.
  • Las becas privadas, además, calibran otros factores, como el currículum profesional, el nivel de idiomas, la proyección personal, etc.
  • Algunos colectivos en riesgo de exclusión social o en situación de desigualdad cuentan con becas específicas. Por ejemplo, personas con discapacidad o mujeres investigadoras.
  • Existen becas para estudiantes con nacionalidad española y también para estudiantes extranjeros.
  • En ocasiones, es posible disfrutar de más de una beca. Eso sí, conviene consultar qué compatibilidades tiene cada ayuda en las bases de la beca.

Opción B: tener derecho a una exención de matrícula

La discriminación positiva se aplica para lograr el acceso igualitario a la educación de los colectivos en riesgo de exclusión social. Por este motivo, hay varios grupos de estudiantes que tienen derecho a una exención o reducción de matrícula. Es decir, que pueden optar a una matrícula gratuita o un poco más barata. La exención de tasas también se aplica para premiar los buenos resultados académicos. Veamos en qué casos no es necesario abonar las tasas de la universidad pública.

  • Estudiantes con matrícula de honor. Los estudiantes que hayan obtenido una calificación global de matrícula de honor en Bachillerato pueden disfrutar de una matrícula gratuita durante el primer año de universidad. Por otra parte, las asignaturas en que el alumno haya obtenido MH, se traducirán en créditos gratuitos en la próxima matrícula. Por ejemplo, si un estudiante consigue una MH en una asignatura de 6 créditos, se ahorrará 6 créditos el próximo curso.
  • Personas con discapacidad. Los estudiantes con un grado de discapacidad igual o superior al 33% también están exentos de pagar la matrícula. Esta medida pretende potenciar la inserción laboral del colectivo. A la vez, contribuye a corregir algunas de las desigualdades que debe afrontar: necesidades educativas especiales, dificultades de desplazamiento, discriminación social, etc. Para acceder al descuento, es imprescindible presentar el certificado de discapacidad compulsado.
  • Víctimas del terrorismo. Las personas que han sufrido ataques terroristas y sus familiares son otro colectivo especialmente protegido. Para acreditar que el estudiante puede acogerse a la reducción de tasas, hay que presentar la Resolución de acogimiento al Programa de Ayudas a las Víctimas de Terrorismo.
  • Miembros de familia numerosa. En este caso, la exención de matrícula pretende que todos los miembros de la unidad familiar puedan acceder a la matrícula en igualdad de condiciones. Es necesario presentar el carnet oficial de familia numerosa.
  • Víctimas de violencia de género. Las víctimas de violencia de género y sus hijos menores de 25 años estarán exentos de todo tipo de precios públicos por prestaciones de servicios académicos universitarios. La resolución judicial servirá como aval para obtener esta presentación.

Hay que tener en cuenta que algunas universidades privadas también aplican reducciones para estos colectivos. Sea como sea, nunca optan por la exención total. ¿Y tú? ¿Buscas una beca para financiar tus estudios? Consulta la sección Becas y ayudas del blog de Emagister y ponte manos a la obra.

Español Básico
Prospera
Curso gratissubvencionado por el Estado
Ver más
Curso bussiness english online bonificado para empleados
Tu Red Educativa
Curso gratissubvencionado por el Estado
Ver más
, , , , ,
  1. valeria
    valeria Dice:

    hola
    me gustaria informacion sobre los cursos, seminarios, soy estudiante de Derecho en sus último año de la carrera, soy funcionaria pública

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *