Los consumidores, los estudiantes y las personas en general son cada vez más inconformistas y exigentes, y las escuelas y centros de formación deben estar preparados para las nuevas necesidades y los nuevos comportamientos del público. Es por ello que el e-learning ha ido cobrando un notable protagonismo y es una característica que muchos alumnos buscan a la hora de decantarse por un curso.La formación online hace más accesible la educación para aquellas personas que, por un motivo u otro, no pueden asistir a clases presenciales. Ésta es sólo una de las múltiples ventajas que aporta esta modalidad:

  • Flexibilidad horaria.

La formación online permite que el alumno marque su propio ritmo de aprendizaje y compagine sus responsabilidades con el estudio. Son muchos los cursos, posgtgrados y másters que no tienen ya una fecha de comienzo definida. Es el alumno quien decide cuándo quiere empezar.

  • Facilidad de acceso.

La modalidad e-learning hace la formación accesible a todo el mundo, ya que únicamente es necesario tener conexión a Internet y disponer de un ordenador. Se eliminan así las barreras espacio-temporales para que el alumno pueda estudiar cómodamente cuándo y dónde quiera.

  • Reducción de costes.

Esta modalidad permite también ahorrar en aspectos como el desplazamiento, las infraestructuras, la logística o la metodología.

  • Contenidos actualizados.

El e-learning permite una actualización inmediata y constante de los contenidos a estudiar. Frente a los libros, que pueden quedarse desfasados, la página web puede ser constantemente revisada y actualizada.

  • Infinidad de oportunidades de formación.

La oferta de cursos, temas, niveles educativos y disciplinas es amplísima, y no será difícil para el alumno encontrar formación relacionada con el área que le interesa estudiar.

  • Introducción a las nuevas tecnologías.

La formación online ofrece la oportunidad de aprender, además de nociones propias de la temática del curso, a navegar por plataformas virtuales, foros, chats, webinars, etc.

  • Networking.

Esta metodología proporciona un espacio donde conocer personas con las que trabajar y establecer vínculos profesionales. Además, facilitará la dinámica de los trabajos en grupo y el desarrollo de tareas programadas en el curso.

A pesar de todas estas ventajas, este tipo de formación requiere autodisciplina y un conocimiento básico de las TIC, pero saber lo que se quiere es el primer paso. El segundo es disponer de una metodología que se adapte a nuestras necesidades: querer es poder.

, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *