“Los números no son lo mío”. Da igual que seas un estudiante de historia, un trabajador por cuenta ajena o incluso un emprendedor que delega todas las tareas financieras de su negocio a una gestoría. Nos guste más o menos, el mundo se mueve por el dinero y sus cifras. Así, se hace necesario saber administrarlo para sobrevivir tanto en el ámbito laboral como en el personal.

¿Por qué estudiar finanzas?

Como trabajador asalariado: Cuando hablamos de finanzas nos referimos a todo lo relacionado con el flujo del dinero, la forma de manejarlo, en qué invertirlo etc. Por ello, es importante tener unos conocimientos básicos para entender la gestión económica de una empresa así como la toma de decisiones que se generan en torno a esta. La formación en Cursos de finanzas para no financieros se dirige a profesionales que en su puesto de trabajo no tienen una responsabilidad financiera directa, y por la metodología que se suele seguir no es necesario que tengan conocimientos previos de contabilidad ni finanzas. Con esta capacitación se aprende a analizar balances y cuentas de resultados así como otros conceptos clave en el lenguaje financiero como son los fondos de maniobra, el apalancamiento, los ciclos de explotación etc.

PDD en Contabilidad y Dirección Financiera
ISEB - Instituto Superior Europeo de Barcelona
550 €
Ver más
Economics and Business, BSc (Hons)
Swansea University
Precio a consultar
Ver más

A nivel personal: pongamos por caso que por tu puesto de trabajo estás lejos de tener responsabilidades en la economía empresarial y todo lo anterior te suena a chino. No te libras, la gestión de un presupuesto familiar se acerca mucho a la de una empresa y cuanto más conozcas al respecto, mejor irá la economía de casa. La premisa número uno es que mantener una familia no trata de que entre mucho o poco dinero a una casa. No es cierto que ganando más uno es más rico puesto que, como dijo Stephen Goldbart, “cuanto más se gana, más se gasta”. La experiencia nos dice que, a mayor cantidad de dinero, mayor nivel de compra (también de endeudamiento, no nos olvidemos que de esto se trata el capitalismo).

Para muestra un botón: según este estudio, el 80% de los ganadores de premios gordos de lotería suelen arruinarse en tan solo 8 años. La clave en las finanzas personales radica en planificar el presupuesto e incluir el ahorro en este. Según un estudio realizado por Esade, el 90% de los españoles se gasta su dinero sin saber muy bien en qué. Si sueles hacer cuentas a final de mes, quizá ya sea demasiado tarde; el solo hecho de ser consciente de cada gasto ayuda a ahorrar. Y si hay ahorro, hay control, estabilidad y por tanto tranquilidad. Pero saber de finanzas personales no solo ayuda a gestionar tu propio dinero, sino a entender y optimizar el pago de tus impuestos. Además, si algún día decides ser freelance y estudiar un máster en finanzas sabrás cómo buscar financiación, cómo escribir un presupuesto o incluso qué riesgos tomar y cuándo dependiendo del estado de la economía de tu negocio.

En definitiva, estudiar finanzas te sirve para hacer una buena gestión del dinero y mantener en pie la economía tanto personal como profesional.

Executive MBA semipresencial (on-line)
DEUSTO BUSINESS SCHOOL-UNIVERSIDAD DE DEUSTO
37.900 €
Ver más
Máster en Dirección Financiera y Control
EAE Online – Blended
7.500 €
Ver más
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *