Las finanzas son una rama de la economía que estudia el intercambio de capital entre personas, entidades y Estados. En un mundo cada vez más globalizado, y en un Occidente donde imperan los principios del capitalismo, resulta imprescindible comprender los movimientos del dinero (y los riesgos que conllevan dichos movimientos) para comprender la sociedad. En este sentido, una de las opciones de los apasionados de los números es dedicarse profesionalmente a las finanzas. Para lograrlo, la vía más habitual suele ser cursar una carrera universitaria y especializarse con un máster. Pero, ¿qué carrera hay que estudiar para profundizar en el sector financiero? Aunque algunas universidades ofrecen el Grado en Contabilidad y Finanzas, esta opción tiene todavía poco recorrido. De hecho, la vía de estudio más habitual es el Grado en Economía.

El Grado en Economía se divide en cuatro cursos académicos y 240 créditos ECTS. A día de hoy, puede cursarse en modalidad presencial o a distancia. Con el título en el bolsillo, los graduados que quieran especializarse en finanzas tienen varias opciones. Por ejemplo, un máster en Gestión Financiera o un Master of Business Administration (MBA). Más allá de la elevada inserción laboral, hay otros motivos de peso para dedicarse a la economía. En este post, analizamos los más relevantes. Eso sí, si tu sueño es trabajar en un banco, recuerda que puedes plantearte otras opciones igualmente atractivas: el Grado en Administración y Dirección de Empresas, el Grado en Empresariales o el Grado en Negocios Internacionales.

International MBA
ISEB - Instituto Superior Europeo de Barcelona
1.250 €
Ver más
Máster en Dirección Financiera y Control
EAE Online – Blended
7.500 €
Ver más

10 motivos para estudiar la carrera finanzas

  1. Empleo de presente y de futuro. Los economistas son fundamentales para que las personas y las entidades gestionen sus recursos de la forma más eficiente posible. En un contexto en el que las relaciones económicas son cada vez más complejas, la sociedad necesita profesionales que sean capaces de analizar y predecir los cambios del futuro. ¿Quién nos iba a decir hace unos años que existirían las bitcoins? A diferencia de otras profesiones, la digitalización no resta posibilidades a los economistas. Más bien, amplia su campo de acción.
  2. Salario competente. El mundo de las finanzas suele estar exento de la precariedad salarial. Según un estudio de Expansión el sueldo de un director financiero oscila alrededor de los 266.000 euros anuales, una cantidad que puede aumentar en función de los objetivos conseguidos. Hay que tener en cuenta que en el ámbito comercial la mayoría de sueldos tienen una parte fija y otra variable.
  3. Aplicabilidad en la vida real. La educación financiera es básica para que los ciudadanos tomen decisiones económicas sobre sus recursos con pleno conocimiento de causa. Es decir, para que utilicen su dinero sabiendo qué herramientas tienen para ahorrar o para invertirlo mejor.
  4. Acceso a puestos de responsabilidad. Normalmente, los conocimientos en finanzas abren las puertas a trabajos altamente cualificados. Además, permiten ocupar puestos directivos o crear un negocio propio. Por este motivo, es muy recomendable complementar los estudios de grado con un MBA.
  5. Posibilidad de trabajar como freelance. Si no te atrae la idea de trabajar en una empresa y te sientes cómodo trabajando desde casa, puedes plantearte ejercer como autónomo. Búscate una cartera de clientes y decide en qué ámbito quieres especializarte. Una de salidas más interesantes es la de asesor de inversiones en bolsa.
  6. ¿Por qué no trabajar en otro país? La globalización exige, cada vez más, conocimientos sobre las relaciones internacionales y las finanzas en otros países. ¿Te planteas una experiencia profesional en el extranjero? Por suerte, las posibilidades de encontrar empleo son elevadas en España, pero también en otros países.
  7. Oportunidad de crecimiento personal y profesional. La economía es una actividad dinámica y muy cambiante. Por este motivo, sus especialistas deben reciclarse constantemente para atender a las demandas del mercado laboral.
  8. Perfil ideal para aprender idiomas. Si te dedicas a las finanzas, es probable que tengas que tratar con clientes de otros países o que debas viajar a menudo. Tómatelo como una oportunidad para aprender lenguas extranjeras y mejorar tu perfil profesional.
  9. Amplio recorrido en el mundo de la docencia. ¿Tu vocación es transmitir conocimiento a través de la docencia? Si es así, puedes plantearte cursar doctorado e impartir clases en la universidad. Por otra parte, puedes ejercer la docencia en ESO, Bachillerato y FP a través del Máster de Formación del Profesorado.
  10. Posibilidad de especializarse. Aunque las finanzas es una especialidad de la economía, existen varias ramas dentro de la propia especialidad. Por ejemplo, la dirección financiera o el asesoramiento y la planificación financiera.

¿Qué salidas tiene la carrera de finanzas?

Los expertos en finanzas cuentan con una amplia gama de salidas laborales. Destacamos las siguientes:

  • Dirección o gerencia de empresa.
  • Consultoría y asesoría económica.
  • Docencia e investigación universitaria.
  • Auditoría de cuentas.
  • Análisis financiero internacional.
  • Gestión económica en la administración pública.
  • Gestión de patrimonios y fondos.
  • Leasing.

¿Y tú? ¿Cuál crees que es el mejor trabajo para un experto en finanzas? ¡Es tu turno! ¡Comparte tu experiencia con nosotros en un comentario!

MBA
Constanza Business & Protocol School
3.150 €
Ver más
Máster en Dirección Financiera
OBS Business School
6.500 €
Ver más
, , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *