En una sociedad ideal no deberían existir las desigualdades ni los problemas de integración. Sin embargo, a pesar de los avances científicos y tecnológicos, no hay ningún país que se salve de los peligros de la exclusión social. En otras palabras, las desigualdades son un problema estructural del planeta, ya sea por cuestiones económicas, de género, de etnia, de salud, etc. Por este motivo, resulta fundamental la intervención de profesionales que ayuden a fomentar la plena integración de los ciudadanos. Esta es, precisamente, la labor de los trabajadores sociales. Los trabajadores sociales se dedican a asesorar entidades públicas y empresas en materia de integración, a la vez que articulan programas de intervención y prevención.

A menudo, solemos confundir los trabajadores sociales con los educadores sociales. Aunque ambos perfiles trabajan para reducir el impacto de la desigualdad, hay una diferencia fundamental: los trabajadores sociales tienen un perfil más burocrático (por ejemplo, pueden trabajar como asistentes sociales), mientras que los educadores tienen un trato más directo con los usuarios. De hecho, podemos distinguir entre la carrera de Trabajo Social y la de Educación Social, ambas divididas en cuatro cursos académicos y 240 créditos ECTS. A grandes rasgos, la carrera de Trabajo Social habilita para detectar y prevenir las desigualdades. Por otra parte, también sirve para analizar si una persona tiene necesidades especiales y de qué tipo. Pero, ¿qué hacer una vez terminada la carrera? Para muchos estudiantes, el paso siguiente consiste en cursar un máster. Por suerte, a día de hoy, las opciones en el campo del trabajo social son muy variadas. A continuación de presentamos algunas. ¿Con cuál te quedas?

¿Qué máster debo elegir después del grado en Trabajo Social?

  1. Atención a la dependencia. Las personas con discapacidad, al igual que las personas mayores en situación de dependencia, sufren un elevado riesgo de exclusión social. En este sentido, conviene aplicar políticas que fomenten su integración y su calidad de vida. Por ejemplo, programas de inserción laboral, acceso a asistentes personales, espacios de ocio adaptados, etc. Los másteres en atención a la dependencia son una opción ideal para abordar todas estas cuestiones, especialmente ahora que la sociedades occidentales envejecen de forma notable.
  2. Igualdad de género. La prevención de la violencia machista, así como la atención a las víctimas, es otra de las tareas nucleares de la asistencia social. Por este motivo, los másteres en igualdad de género suelen tener mucha salida entre los trabajadores sociales.
  3. Mediación. Los mediadores de dedican a abordar conflictos de distinta índole, por ejemplo casos de acoso escolar, separación de parejas, etc. En el caso del trabajador social, la mediación cobra relevancia por un motivo: los contrastes que pueden surgir en una sociedad intercultural con migraciones constantes. Precisamente, una de las funciones del trabajador social es reducir el impacto del racismo y las desigualdades por motivos de procedencia geográfica.
  4. Dirección de Centros de Servicios Sociales. Si te interesa un ejercer un perfil más burocrático, puedes plantearte dirigir un centro de servicios sociales. Para ello, necesitarás obtener una plaza en el sector público.
  5. Intervención social. La intervención social incluye el trabajo con varios colectivos en situación de desigualdad: menores con familias desestructuradas, inmigrantes, víctimas de violencia, personas en situación de dependencia, etc. Este tipo de máster ofrece una perspectiva global de todos los ámbitos de trabajo de un asistente social.
  6. Educación social. Como ya hemos apuntado, la educación social y el trabajo social tienen muchos puntos en común. Si te interesa analizar la integración desde el punto de vista de un educador, puedes hacerlo a través de un máster.

¿Qué salidas laborales tiene un trabajador social?

Las salidas laborales una vez terminada la carrera y cursado el máster son muy variadas. Aunque el ámbito de la asistencia social es la opción más conocida, no es la única ni mucho menos. A continuación enumeramos las vías por las que se puede acceder al mercado laboral:

  • Sistema público de servicios sociales.
  • Sistema público de salud.
  • Sector de la justicia.
  • Sector de la vivienda.
  • Empresas privadas.
  • Organizaciones no gubernamentales.
  • Nuevos ámbitos de actuación: cooperación y solidaridad internacional, mediación, etc.

¿Y tú? ¿Qué máster cursaste después de terminar Trabajo Social? ¡Comparte tu experiencia con nosotros en un comentario! Ah, y si todavía no has elegido consulta las opciones disponibles en Emagister. Recuerda que puedes elegir entre la modalidad presencial, semipresencial u online. ¡Infórmate y escoge el máster que se ajuste mejor a tus intereses!

Màster en Promoció de la Salut
UDG - Universitat de Girona.
A consultar
Ver más
Máster en Dirección de Centros de Servicios Sociales
PROMERITS - Universidad Europea Miguel de Cervantes
1.240 €
Ver más
, , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *