Las bibliotecas lo ponen fácil a la hora de crear un espacio de estudio: ambiente silencioso, mesas individuales, salas insonorizadas, buena iluminación… Todo está pensado para que podamos leer y concentrarnos sin demasiadas dificultades. Sin embargo, cuando estudiamos desde casa la situación se complica un poco más. ¿Cómo aislarse de la familia? ¿Cómo prepararnos durante varios días sin olvidar nuestra salud? La puesta en práctica de algunos detalles puede hacer más productiva la experiencia. Sea como sea, hay algunas desventajas inevitables. En otras palabras, tú puedes controlar algunas variables (por ejemplo, la habitación que eliges), pero otras no dependen de ti: obras en el barrio, música de los vecinos, llantos de un hermano pequeño, etc.

Si dispones de un ambiente inadecuado y no puedes cambiarlo, lo mejor es hacer un esfuerzo y desplazarte hasta la biblioteca. En este post, te presentamos 5 consejos básicos para que crees tu propio espacio de estudio. No permitas que la preparación de exámenes se convierta en una obligación desagradable y hazla lo más llevadera posible.¿Y tú? ¿Qué trucos utilizas para sentirte cómodo en casa? No olvides que puedes compartir tu experiencia con nosotros en un comentario. ¿A qué esperas para crear tu rincón perfecto?

5 ideas para crear un espacio de estudio agradable

  1. Busca un lugar con una buena iluminación. La luz natural le facilita el trabajo a nuestra vista y, además, disminuye la sensación de cansancio. Así pues, estudia todas las horas que puedas con luz del sol. Cuando avance el día, utiliza lámparas de luz blanca. Procura tener un flexo en la mesa o una lámpara potente en el techo que no haga sombra.
  2. Prepara un espacio solo para estudiar. ¿Hay alguna habitación vacía en tu casa? Pues este es el espacio de estudio ideal. Estudiar en un sitio distinto a la cocina o el dormitorio aumenta la concentración: no pensamos ni en comer ni en dormir. Si no es posible, elige tu habitación: es un escenario cómodo para ti.
  3. Utiliza un asiento adecuado. Muchas horas de estudio pueden afectar nuestros hábitos postulares. En este sentido, es útil usar una silla blanda con ruedas. La clave es mantener siempre la espalda recta y estudiar con los pies tocando al suelo. Por suerte, este tipo de asientos suelen ser regulables.
  4. Aíslate de los ruidos. Procura elegir el espacio menos concurrido de la casa. Si ves que la música de los vecinos puede convertirse en un problema, siempre puedes utilizar tapones para los oídos. También puedes hablar con tus familiares y pedirles que hagan el menor ruido posible: ¡nada de poner la tele alta!
  5. Mantén el orden. ¿Te imaginas un espacio de estudio lleno de apuntes arrugados, objetos para tirar y otros artilugios innecesarios? Seguramente, te resultaría imposible concentrarte. Ordena el escritorio antes de empezar y ventila la habitación: un olor agradable también es fundamental para sentirse a gusto.

Máster en Robótica
IGEMA - Centro de estudios Universitarios
7.500 €
Ver más
, , , ,
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *