Tienen fama de ser insistentes, e incluso un poquito pesados, pero sin su tenacidad muchas empresas no lograrían alcanzar los objetivos comerciales. Se trata de los teleoperadores, los profesionales encargados de atender a las llamadas de los usuarios y también de realizar llamadas para dar a conocer el lanzamiento de nuevas campañas o productos. Según varios estudios estudios de la Fundación Addeco, se trata de un sector con un amplio recorrido en el mercado laboral. ¿Por qué? Pues básicamente por dos razones. En primer lugar, el auge del e-commerce y de las ventas a través de Internet hacen necesarias las llamadas telefónicas para establecer un contacto más directo con el cliente. En segundo lugar, las empresas no suelen exigir experiencia previa a los candidatos para trabajar como teleoperadores. Así pues, es un trabajo ideal para ir cogiendo experiencia y para compaginar con los estudios. 

Sin embargo, ejercer como teleoperador no es nada fácil. Cada vez más empresas recurren al contacto telefónico con el cliente, por lo que a menudo los usuarios se sienten saturados y tienen reacciones negativas. En resumen, el gran reto del teleoperador es conseguir captar la atención del cliente y diferenciarse del resto de empresas. En este sentido, resulta especialmente recomendable recibir formación previa para trabajar las estrategias de comunicación y persuasión. ¿Y tú? ¿Ya sabes qué curso vas a elegir para mejorar tu perfil? ¡Echa un vistazo a la formación disponible en Emagister y empieza cuando quieras!

Curso de Atención al Cliente CON GESTIÓN DE PRÁCTICAS
INSTITUTO EUROPEO DE FORMACIÓN Y CUALIFICACIÓN
450 €
Ver más
Telemárketing Hipnótico
Neurosoft
159 €
Ver más

5 consejos de para oro para teleoperadores

  1. Trabaja la expresión oral y la sonrisa telefónica. Si quieres resultar convincente, es fundamental que te sepas expresar de manera fluida. Deja la vergüenza a un lado y potencia aspectos como la vocalización o la fonética. También es importante que le saques partido a los silencios. ¿Y qué decir de la famosa sonrisa teléfonica? Aunque no te vea físicamente, el cliente debe tener la sensación de que estás dispuesto a escucharlo. En definitiva, adopta una buena actitud y haz que se note a través de la voz.
  2. Cultiva los idiomas. Los idiomas son una carta de presentación ideal para trabajar con todo tipo de clientes, tanto si ejercemos a escala nacional como internacional. No dejes perder ninguna llamada por culpa de tus inseguridades con el inglés. Adoptar la lengua del posible cliente es una muestra de empatía muy positiva.
  3. Ten paciencia. Lo hemos apuntado antes. Los teleoperadores tienen, por excelencia, fama de pesados. Así pues, si nos cuelgan el teléfono debemos ser lo suficientemente positivos para insistir. Un truco: si el cliente nos dice que ahora no le va bien hablar, podemos pactar una nueva hora de llamada. Es importante que el usuario esté relajado y disponga de tiempo para escuchar.
  4. Analiza las valoraciones de los usuarios. Muchas empresas piden a los clientes que evalúen a los teleoperadores una vez finaliza la llamada. Las puntuaciones pueden ser un aliciente para hacer autocrítica y mejorar en el servicio. ¡No te lo tomes como un examen, sino como una oportunidad!
  5. Ten en cuenta las variables del sueldo para motivarte. El sector comercial suele trabajar por objetivos. Así pues, una parte del sueldo acostumbra a ser fija y otra variable (en función de las ventas que se hayan logrado). Si bien todo el mundo prefiere tener un salario fijo asegurado, la parte variable es una motivación para ir a más.

5 cursos para futuros teleoperadores

Normalmente, las empresas ofrecen formación específica según los intereses de la compañía y no exigen conocimientos previos. Sin embargo, contar con un título especializado siempre ayuda a marcar la diferencia para conseguir el trabajo.

  1. Curso de Atención al Cliente. Este curso online, impartido por el Instituto Europeo de Formación y Cualifcación, se divide en 50 horas lectivas. La formación pone el acento en las claves de la comunicación comercial y la fidelización de los clientes. Los usuarios han valorado el centro con un 4,7 sobre 5.
  2. Curso teleoperador profesional. HM Formación te ofrece un curso online con la máxima flexibilidad posible: tú decides cuándo empiezas y en cuánto tiempo lo haces. El temario incluye cuestiones como la imagen y la reputación telefónica de la compañía, la evaluación del rendimiento telefónico de los usuarios o el análisis del coste del teléfono.
  3. Telemárketing Hipnótico. Este curso, impartido por Neurosoft, se propone romper con la espiral de negatividad que rodea el sector de las televentas. Cuando un comercial recibe un no, debe ser capaz de sobreponerse al fracaso y tratar al cliente con educación y paciencia. Por suerte, existen técnicas (y todas se pueden aprender) para mejorar estas habilidades.
  4. Técnico Superior Experto en Atención y gestión telefónica de clientes. Si quieres desarrollar tus habilidades de comunicación en el sector de servicio al cliente, el curso de Técnico Superior Experto en Atención y gestión telefónica de clientes que oferta ESNECA Business School es para ti. Este curso está dirigido a empresarios, directivos, emprendedores, trabajadores y cualquier persona que pretenda adquirir los conocimientos necesarios para poder resolver las necesidades de los clientes mediante la atención telefónica.
  5. Atención telefónica. También Delena ofrece un curso online sobre atención telefónica. En este caso, la formación dura dos meses y trabaja aspectos como la voz, el silencio o la sonrisa. Valoración del curso: 4 puntos sobre 5.

¿Has trabajado como teleoperador? ¿Qué consejo le darías a los usuarios de Emagister? ¡Comparte tu experiencia con nosotros en un comentario!

, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *