Con un marco empresarial en el que el número de ejecutivos de las empresas lleva una tendencia ascendente durante las últimas décadas, la profesión de secretario – o secretaria – ejecutivo es una salida que cada vez más jóvenes contemplan.

La globalización de las empresas, tanto nacionales como internacionales, exige que sus ejecutivos tengan a su lado un cuerpo de secretarios bien preparados, con un gran dominio de idiomas y capacidad organizativa, en los que poder delegar funciones que van más allá de la idea del secretario administrativo de menor rango.

Máster Ejecutivo en Asesoría Fiscal
CEU IAM Business School
13.500 €
Ver más
Técnico Superior en Asistencia a la Dirección
Centro Superior de Formación Europa Sur, S.A.
Precio a consultar
Ver más

¿En qué consiste el trabajo de secretario ejecutivo?

Antes de lanzarte cantos de sirena y darte razones por las que decantarte por estudiar Secretariado Ejecutivo, debemos explicar en qué puede consistir un puesto de este tipo. Obviamente, las tareas variarán según el tipo de empresa y ejecutivo para el que trabajes, pero muchas de estas tareas son comunes a cualquier secretario ejecutivo:

  • Responder, filtrar y pasar llamadas telefónicas, tomar mensajes y ocuparse de las solicitudes de información y de peticiones.
  • Leer y analizar presentaciones, memorandos entrantes e  informes para determinar su importancia y planificar su reparto.
  • Escribir memorandos, informes, presentaciones y otros documentos a partir de borradores, copias manuscritas o dictados.
  • Elaboración de informes y resúmenes utilizando paquetes actualizados de software.
  • Organizar los viajes de los ejecutivos, encargándose de todos los preparativos anteriores y posteriores al mismo.
  • Recibir a ejecutivos o visitantes de otras empresas que vengan a visitar a los del empleador.
  • Preparar el orden del día y encargarse de los preparativos para las reuniones, asistiendo también a ellas y redactando las actas.
  • Llevar a cabo tareas generales de oficina como los pedidos de suministros y supervisar a otros trabajadores y delegar trabajo en ellos.

Estos son sólo algunos de los cometidos que tendrás en tu puesto de trabajo. Ahora veremos por qué es una buena decisión realizar este tipo de estudios.

¿Por qué estudiar Secretariado Ejecutivo?

Ahora que ya hemos comentado en qué puede consistir el trabajo, veremos por qué es una opción beneficiosa estudiar el curso:

  • Te da unos conocimientos generales sobre casi todos los campos que suelen existir en cualquier empresa. La preparación está orientada para formar profesionales que después pueden quedar adheridos a muy diversos departamentos: contabilidad, informática, administración, finanzas, etc. Esta variedad hace que el estudio sea más interesante, abriendo, además, tu abanico de oportunidades a la hora de buscar trabajo.
  • Es un curso corto. Normalmente los estudios de Secretariado Ejecutivo no suelen pasar de los dos años, habiendo incluso de un solo año.
  • Puede ofrecerte la posibilidad de viajar y conocer mundo si consigues un trabajo como secretario de una empresa de carácter internacional. Para ello es básico que trabajes a fondo en tus conocimientos informáticos y de idiomas.
  • Optas a una profesión con cierto grado de estabilidad. Los ejecutivos suelen confiar y mantener una relación laboral bastante duradera con aquellos secretarios que cumplen sus expectativas.

, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *