En los tiempos que corren, con un mercado laboral bastante más precario al de años atrás, son muchos los que buscan salidas alternativas e intentan labrarse un futuro por su cuenta, explotando sus mejores habilidades. Este es el caso de los escritores. Quizá esta coyuntura es la que pueda dar el empujón definitivo a muchos escritores aficionados para que comiencen a plantearse hacer de su hobby o pasión, un trabajo.

Pero esto es una tarea que no resulta nada fácil. En Emagister os dejamos algunos consejos útiles para ayudaros a cumplir vuestro sueño de que, algún día, sean muchos los que lean vuestras novelas, cuentos, ensayos o artículos.

  1. Comienza a creértelo

Si quieres que la gente respete tu elección, tus horarios de trabajo y tu pasión, tú debes ser el primero en tener claro que te vas a convertir en un escritor. Como toda otra empresa que se comienza con ilusión, hay que creer en que el resultado va a ser el mejor posible.

  1. Estudia tus puntos fuertes

Normalmente, si uno ya ha ido practicando, de manera amateur, en el mundo de la escritura, ya debe haberse hecho cierta idea de qué género se le da mejor, qué temas prefiere tratar o hacia qué público considera que debe dirigirse. El campo de la escritura es realmente amplio y, salvo que seas un auténtico hombre (o mujer) del Renacimiento, deberás centrarte en aquello en lo que te veas más fuerte. Cuentos infantiles, relatos breves, ensayos, novelas de ficción, novela histórica, etc. Como decían aquellos libros de los años ochenta: «Elige tu propia aventura».

  1. Fórmate

Son muy pocos los escritores que han hecho uso de, tan sólo, su don natural y han triunfado. Como las meigas, haberlos háylos , pero no es lo habitual.

La profesión de escritor exige vocación, don, pasión y trabajo a partes iguales. Un aspirante a convertirse en uno de ellos debe asistir a charlas y talleres de creación literaria del género que haya escogido, leer sobre escritura, novelas, ensayos, blogs, revistas, ver películas, etc. Todo lo que te aporte historias y formación sumará a la hora de mejorar tu creatividad y estilo narrativo.

  1. Organízate y sé metódico

Si te embarcas en el difícil proyecto de escribir una novela, ensayo u otro, tienes que tomártelo como un trabajo. Es cierto que disfrutarás haciéndolo, pero también deberás ser estricto con los horarios, condiciones de trabajo y demás. Para ello debes analizar en qué momento del día rindes mejor e intentar escribir todos los días, con tus descansos de un par de días por semana si quieres, a esas horas.

Lo mismo ocurre con el entorno. Escribir rodeado de niños, televisión, pareja o mascota, suele ser mucho más complicado que si nos aislamos o buscamos un lugar que nos inspire. La música relajada es también inspiración de muchos escritores. Una vez hayas dado con la combinación perfecta de condiciones, conviértelas en tu estricta guía de trabajo.

  1. Foguéate en certámenes y concursos literarios

A veces no sabemos bien cómo empezar con una obra y necesitamos que nos den ciertas directrices o pautas. Presentarse a algunos concursos narrativos es una buena forma de ir probando estilos y ver en cuál nos desenvolvemos con mayor soltura. Tenemos un tema y una extensión de obra definida que debemos cumplir. Es también una buena forma de ver si tu trabajo comienza a ser apreciado por lectores que no nos conocen.

  1. Persevera y busca financiación

Nadie dijo que fuera a ser fácil. Son muchos los que intentan vivir de su capacidad creativa y su prosa, pero muy pocos los que lo logran. Quizá debas dar muchos palos de ciego antes de que comiences a ver algún beneficio económico detrás de tanto esfuerzo.

Lleva un tiempo pulir tu estilo, dejar atrás todos esos largos párrafos llenos de epítetos innecesarios y más recargados que las casas de los nobles españoles. Pero se puede lograr.

Durante este tiempo de aprendizaje, lamentablemente, las facturas no se pagarán solas así que deberás contar con cierto colchón financiero o apoyo familiar, de tu pareja o amigos.

Que no se preocupen, ya se lo devolverás con creces cuando te den el Nobel. O no.

, , ,
Consulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero
  1. Sergio
    Sergio Dice:

    Hola, hace tiempo me dió el deceo de escribir historias de ficción, no sé si lo mío son los libros, pero constantemente estoy imaginando estás historias en mi cabeza en formato de películas, pero no logro escribirlas. Tengo varias historias y cada vez que se las cuento a alguien me dice que les gusta. Que puedo hacer? Mi imaginación vuela pero mis manos, no lo hacen.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *