No es nuevo decir que con la crisis económica actual el sector privado y de la construcción está paralizado. Hay pisos a mansalva en muchas ciudades y proyectos que la crisis se llevó por delante. Sin embargo, como en casi todo, podemos buscar soluciones y alternativas. En este caso, los arquitectos pueden involucrarse en trabajos y sectores que en épocas de apogeo obviaban y que ahora son una garantía para seguir trabajando. Además, estas vías alternativas ofrecen oportunidades también dentro de nuestras fronteras.

CAS3 - Designing Advanced Environments & Services
Master Of Advanced Studies in Interaction Design - SUPSI
5.271 €
Ver más
  • Concursos de la administración pública. Las ciudades crecen, avanzan, generan nuevos proyectos. Es por eso que oímos a profesionales del mundo de la arquitectura que reconocen que van teniendo trabajos gracias a presentarse a concursos públicos de la administración (normalmente municipal o autonómica porque es mucho más accesible) para diseñar parques, edificios o infraestructuras dirigidos a toda la ciudadanía. Estos espacios de todos siguen funcionando por una ventaja importante de las arcas públicas y es que, pese a la crisis, aunque sea en menor medida cada año siguen recaudando los impuestos de los ciudadanos, que es la principal vía de financiación de los presupuestos anuales de la administración. Hay documentos como los boletines oficiales o los tablones de anuncios y edictos de las páginas web municipales donde podrás informarte y estar al día de plicas y licitaciones que van saliendo a concurso.
  • Colaboraciones público-privadas. No todo es nulo para todos. Hay empresas que siguen funcionando pero que también necesitan del apoyo de la administración. En este caso al tratarse de proyectos privados, es muy importante tener buenos contactos. Para ello, ve tejiéndote tu propia red de contactos, ve haciendo networking.
  • El emprendimiento. Crear tu nuevo negocio, sobre todo si acabas de finalizar tus estudios, puede ser siempre una buena opción. Pero es importante que asientes bien la base de tu negocio, que te marques una estrategia y que enfatices lo que te hace diferente a ti de otros despachos. Cuida también todos los aspectos de la comunicación y sobre todo, te aconsejo que la incluyas desde el minuto cero en tu filosofía de empresa porque, si no comunicas (y no siempre tiene que ser al cliente final ni a través de los medios de comunicación convencionales) nadie o casi nadie sabrás que existes. Nunca mejor dicho, no empieces la casa por el tejado y crea unas buenas bases que te permitan seguir en el largo plazo. Hoy en día, la ecología, la innovación o el diseño pueden abrirte muchas puertas.

En definitiva, estas son algunas de las opciones que tienes para seguir motivado cada día y sobre todo, para trabajar y poner en práctica tus conocimientos. En cualquier caso, muévete y busca salida. Las conferencias y revistas científicas también pueden darte ideas.

, , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *